Busca, busca:

Google

viernes, 8 de marzo de 2013

"MISS DEPENDIENTA DE LIBRERIA": ¿SEXISMO EN EL FANDOM?

La parte "retail" (que no viene de "retahíla", sino de venta al por menor) del sector del libro español de ciencia ficción es muy especial, dicen todos los implicados en ella. (A todo el mundo le parece que su sector es muy especial, dirá quien quiera que lea esta noticia y la verdad es que no podemos sino estar de acuerdo con esa opinión y considerar que por sí misma ya merecería un comentario, pero como nos sigamos entreteniendo con comentarios entre paréntesis de este estilo no vamos a acabar nunca). Las librerías especializadas en el tema que fueron surgiendo en los ochenta y noventa estaban dirigidas por señores mayoritariamente de sexo masculino y verdaderos entusiastas de comics y novelas de género que se abrieron paso con uñas y dientes hasta convertir sus establecimientos en verdaderas instituciones del fandom, punto de reunión de veteranos y principiantes.

Con el tiempo, estos pioneros han ido cediendo el protagonismo de la atención al público (porque, aquí entre nosotros, hay mucho pesado que acaba con la paciencia del más pintado) a personas más jóvenes, ya fueran conocidos o incluso familiares, que han tomado el testigo con empuje y determinación. Gran parte de esta nueva generación es masculina pero, quizás por la llegada de tantas lectoras al manga, la presencia de chicas es cada vez más numerosa. Los clientes, ya sea por la empatía y saber hacer que muestran las dependientas, o por que son de los que se dice "es que está en una edad muy difícil", ven su presencia con buenos ojos (demasiado buenos, en algún caso) y se quedan con sus nombres y las horas a las que están (y más de uno se quedaría con su ropa interior si pudiera).

Tan es así que en un foro de internet se ha creado un hilo titulado "Miss dependienta de librería" en el que se han subido fotos con puntuaciones y comentarios sobre si les queda mejor el pelo corto o largo, si en tal o cual salón del comic se les vio con un "sisplau" de Sailor Moon, etc, etc. Ese fue el caso de Coraima Cantales, cuyo padre es propietario de la librería especializada de Tarazona "Strontium Dog" y cuya madre por casualidad vio algunas fotos que se le habían tomado en el establecimiento cuando estaba subida en lo alto de una escalera para buscar tomos del manga "No me lo digas con flores", que le habían preguntado si quedaban.


Las fotos que, obviamente habían sido tomadas sin el conocimiento de la muchacha, ya han sido retiradas del foro y los padres han contratado a un perito informático colegiado que investigue la identidad del fotógrafo para, en cuanto cruce la puerta de la tienda, soltarle una bofetada en todos los belfos que se los ponga mirando para Burgos.
(Gracias a Javier Romero por su exhaustiva búsqueda de material gráfico para acompañar esta entrada) 

No hay comentarios:

¿De qué va esto?

No sabéis dónde os metéis .... Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia del todo, pero casi. Friquis, aznarquis, hards, gafapastas, conanianos, trekkies ... todos ellos pasados por la turmix (o la thermomix) de la parodia.