Busca, busca:

Google

martes, 18 de junio de 2013

"DESPERDIGADOS"

Las series de televisión españolas ya tienen una de ciencia - ficción de producción nacional que llevarse a la pupila, obra del prestigioso guionista y novelista franco español Luis Miguel de Aguilé: Durante una convención de aficionados celebrada un fin de semana en la isla de la Cartuja, un recinto empresarial ubicado en la ciudad de Sevilla, se produce un temblor que, ayudado por sus defectos de construcción, provoca  el hundimiento de los puentes que unen la isla con la ciudad. Los asistentes quedan desperdigados (de ahí el nombre de la serie) y totalmente incomunicados (¡sin cobertura de WiFi!)

Sin electricidad, sin alimentos, sin agua (con la excepción de la que sacan a cubos del Guadalquivir), pasan los días saqueando las máquinas de comida de los edificios y comunicándose con las autoridades sevillanas mediante señales Morse. La serie narra los intentos infructuosos de las autoridades para llevar a cabo un rescate (un puente alternativo a base de macarrones enlazados con alambres de clips, un hombre bala que es lanzado desde el otro lado del río y que, una vez dentro, cae en la cuenta de que no tiene un cañón que le lleve de vuelta, ...) y
los esfuerzos de los prisioneros en organizarse para sobrevivir y no sucumbir al salvajismo, representado por un grupo de aficionados de Valencia que ante el hambre planean optar por el canibalismo.
 

"Me ha salido una cosa como  'El señor de las moscas', cuando los últimos residuos de civilización se desvanecen", afirma el guionista, "pero también me ha quedado una crítica molona a la sociedad de la comunicación, con omnipresentes cámaras de televisión que convierten a los Desperdigados en estrellas como las de Gran Hermano ante la sociedad exterior. Aunque si le soy sincero, yo lo que quería hacer era una cosa burra como 'Holocausto Caníbal' pero no me han dejado"

2 comentarios:

Daniel dijo...

Qué bueno. Me río mucho más con estas entradas que con el Mundo Today. ¡Gracias!

Francisco Fernández dijo...

¡De nada, Daniel!

¿De qué va esto?

No sabéis dónde os metéis .... Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia del todo, pero casi. Friquis, aznarquis, hards, gafapastas, conanianos, trekkies ... todos ellos pasados por la turmix (o la thermomix) de la parodia.