Busca, busca:

Google

sábado, 28 de diciembre de 2013

DADA LA FECHA QUE ES HOY ...

Ya estáis tardando en entrar en STARDUSTCF, hombre ...
Nota del 29-D: Las inocentadas ya están incluidas en este enlace: http://stardustcf.com/noticias28d2013.asp, no sea que se contamine el resto de noticias de esa falta de credibilidad.

COCINA PARA FRIKIS

Los aficionados al género suelen destacar a la hora de hacer cosas tales como compilar el núcleo del sistema operativo Linux (o FreeBSD o ReactOS), pintar con todo lujo de detalle figuritas de alienígenas o hacer innovadores diseños de páginas web. Sin embargo, sus dotes para la cocina suelen ser bastante escasas, lo que redunda negativamente en su nutrición en cuanto salen de la casa familiar.

Para poner remedio a esta triste situación el articulista Ildefonso Melero va a revelar al mundo sus más deliciosas recetas en un programa de cocina que se llamará "Cocinando con el fan", en el que enseñará al aficionado a cocinar "mollejas de gandulfo", para los aficionados a la serie de novelas del HiperCorp, "judías con oreja a la trekkie" y "roedor a la visitante", para los que disfrutaron con la serie "V".

Cada programa contará con secciones fijas, como es la de repostería que, a semejanza de Eva Arguiñano presentarán al alimón el novelista Angel Torres Quesada y el articulista Santiago de Juanes, que en el primer programa explicará cómo cocinar una tarta de almendra decorada con motivos medievales, su famosa "tarta de Santiago". Además, al final habrá un animado debate sobre modelas en la mesa y si es correcto o no chupar las cabezas de los langostinos en las cenas de empresa.


Y, para los más pequeños de la casa ...

domingo, 24 de noviembre de 2013

COMO SALIR VIVO DE UN TIROTEO

Días de Vino y Fandom, servicio público, recomienda la lectura de estas sencillas directrices para evitar llevarse un tiro, porque uno nunca sabe si hay algún candidato a los Ignotus capaz de acudir armado a la cena de gala y al quedarse sin premio montar una balacera:
http://www.abc.es/sociedad/20131124/abci-como-protegerse-tiroteo-201311221302.html

viernes, 1 de noviembre de 2013

ESPAÑA CAÑÍ, ESPAÑA FRIKI

Entre los numerosos extranjeros que residen en nuestro país (como esto de Internet es trasnacional, intercontinental y postgaláctico, cuando digo "nuestro país" me refiero al conocido como "Reino de España") hay de todo: sudamericanos y magrebíes que vienen a España a ganarse el pan, jubilados centroeuropeos, estudiantes Erasmus que durante un curso empalman juerga tras juerga ... Cada uno de ellos, además viene con sus costumbres en lo que se refiere a comida o a vestimenta: mientras que las mujeres de religión musulmana suelen llevar un pañuelo que les cubre la cabeza, son muchos (afortunadamente, no todos) los jubilados alemanes e ingleses de la Costa del Sol que gustan de llevar pantalones cortos y sandalias con calcetines azules, algunos no quieren probar el pescado, otros no soportan el ajo, ... Y, en lo que a ocio se refiere, también se puede ver de todo. Los hay que vienen a España a sumergirse en museos y óperas, los hay que vienen a emborracharse y ponerse gamba en Lloret de Mar y los hay que acaban seducidos por el juego de la petanca o de las tabas junto con los jubilados locales.
            ("Ponte gamba en Lloret del Mar", dedicado a todos los balconers del world)

Sin embargo, pasados los primeros días dedicados al aclimatamiento y a la recepción por parte de la Universidad de destino (si se es un Erasmus), la visita al conjunto monumental más cercano o el churrascamiento acompañado de insolaciones y despellejamientos en la playa, muchos de ellos echan de menos su tienda de comics favorita en Wichita, sus partidas de Munchkin en la librería en Munich o los maratones televisivos de "El Prisionero".
                                        (Francisco Nixon and his "Erasmus Borrachas")

Para paliar este "ennui" y toda esta sensación de aislamiento y alienación se ha creado la red social "Bienvenido Mister Freak" (en honor a la película de Berlanga, obviamente) a cuya cabeza está Sue Burkham, estadounidense y residente en Madrid y ganadora de un "Ladrillo de Oro", que recibe a sus compatriotas ataviada con peineta y abanico y responde a sus inquietudes primarias: ¿Dónde puedo comprar comics, que aquí sólo veo carteles de corridas (de toros) y paellas? ¿Cómo es que no se emite aquí "Doctor Who" en horario de máximo audiencia? ¿Quién es ese tal "Aguila Roja" y cómo es que han hecho una serie de él y de ese tal "Sátur"?

"Es muy complicado atender los gustos del extranjero y, sobre todo, hacerles entender la idiosincrasia del librero de comics español. Algunos estadounidenses que entraban en un establecimiento especializado acompañados de alguna hermana que venía de visita se han llegado a pensar que se les ofrecería cabras a cambio de ella (y más de uno estaba dispuesto a aceptar el trato a cambio de descuentos en sus series favoritas) y continuamente tenemos que responder preguntas como "¿Se pueden encontrar los comics en condición "mint"?" "¿Que hacen esos ejemplares de ese comic llamado "Víbora" con toda esa gente desnuda haciendo todas esas cosas? No entiendo cómo puedes vivir en este país de degenerados"

viernes, 25 de octubre de 2013

CIENCIA FICCION ESPAÑOLA: LOS ABORIGENES

Hay gente que piensa que lo que se dice Ciencia Ficción no hay hasta que llega la Revolución Industrial o la Revolución Científica con los Isaac Newton y Godofredo Leibniz de "El Ciclo Barroco" de Stephenson como algunas de las estrellas principales. Es una opinión muy respetable, pero también hay quien dice que marcianadas hay desde que el mundo es mundo. Por no hablar de la concomitancia (sí, concomitancia: "Acción y efecto de acompañar una cosa a otra, u obrar juntamente con ella", según la Real Academia de la Lengua Española) entre fantasía, ciencia ficción y terror. En conclusión: ¿cuándo empezó todo este fregado? Ni se sabe. Podríamos decir que sus primeras raíces se perdieron en la noche de los tiempos y raro será que podamos encontrarlas.

¿En qué momento el hombre de las cavernas decide abandonar el realismo sucio o, cuando ya se instaura la agricultura, garbancero y da el salto a cosas que puede que no sean posibles? ¿En qué lugar y en qué etapa del desarrollo humano a alguien se le ocurre por primera vez la idea de una invasión alienígena, por poner un ejemplo? ¿Tardó mucho en aparecer el primer enteradillo que dijo, con voz engolada "Perdona que te diga, pero eso es una chorrada porque cuando alguien se muere se queda ahí y no se levanta a pasearse, que yo soy el enterrador de la tribu y sé de lo que me hablo"?

Intentando responder estas incógnitas han surgido teorías que fiables, lo que se dice fiables no parecen mucho (a fin de cuentas, si no podemos hoy en día fiarnos de los contratos con nuestro proveedor de telefonía, cómo vamos a a fiarnos de cosas que se cuentan de cuando no había ni escritura) Una de las más insólitas es la de Bonifacio Lebrel, conocido teosofista que en 1924 situaba al Adán de los fantasistas en el municipio granadino de La Peza (más conocido como "Peza, La" en las bases de datos oficiales), del que, casualmente, era natural (y sobrino del alcalde del momento nombrado por conexiones con un cuñado de Primo de Rivera, pero eso es otro tema) Bonifacio se paseó con una varita de zahorí por la comarca y afirmó, con toda la rotundidad del mundo que la comarca estaba en el pleno epicentro de una gran masa de un mineral radioactivo al que bautizó como "fandomio", cuyas emanaciones habrían llevado a los naturales a demostrar una inventiva y una imaginación sin par a lo largo de los siglos. Hoy en día la sola idea hubiese valido para que la Diputación Provincial o la Universidad abrieran un "Centro de Estudios e Interpretación del Fandom" en su pueblo en cuyo órgano de dirección, gobernanza e interlocución con las administraciones hubiesen entrado un par de concejales, un jefe de departamento universitario y el propio interesado. Sin embrago, eran otros tiempos y no sólo no recibió el aplauso del vulgo iletrado, sino que lo único que consiguió fue que lo tiraran al pilón en las fiestas de la patrona. Si alguien pasa por ese municipio hará mejor en no preguntar por este hombre, que se fue para Tierra del Fuego dejando abultadas deudas de juego que para siempre quedaron sin pagar y llevándose consigo a la sobrina del cura para al parecer, publicar con un nombre distinto años después tres estudios sobre el tango, cada uno en una universidad distinta y situando el origen del mismo en cada una de las ciudades en que estaba ubicada la universidad.

Aun sorprendente por la afirmación de la existencia de ese supuesto mineral, el caso de Bonifacio Lebrel no es único: Los historiadores que hoy en día estudian a los historiadores que a su vez estudiaban lustros y lustros atrás este tipo de casos refieren doscientos veintiocho casos similares de individuos que sitúan el origen del fandom o en su ciudad natal o en la ciudad en la que residen o en algún punto del planeta que, por el motivo que sea, tiene una desesperada necesidad de mirar por encima del hombro a sus vecinos y que acoge con los brazos abiertos y con alguna que otra canonjía al investigador de lo fantástico.

Una de las profesiones que en secreto envidian los historiadores es la de policía. Evidentemente, no por poder llevar arma, porque les guste poner una sirena en el techo del coche o por el sabor de los donuts con café con leche, sino por el hecho de que, salvo que haya habido una escabechina como la matanza del día de San Valentín, siempre se puede pillar por banda a alguien presente durante los hechos e interrogarle hasta la aburrición. Como no es posible llevarse a un hombre de Cromagnon vivo al despacho y, tenerlo esposado hasta que cuente todo lo que sepa sobre el fantástico de su época (si es que había), el historiador mínimamente riguroso que no quiere repetir las patrañas de tantos charlatanes, se ve obligado a atarse los machos y cada dos párrafos meter, quede fea o no la frase, un "cierto número de evidencias permite soportar la idea de que ..." o un "igual resulta que no, pero estudiando estos huesecillos nos pareció como que sí, que ..."

Quizá sea por un lado una falta de pudor y por otro de rigor científico, pero pasando un servidor en autobús cerca de la localidad de Orce, en la que están las famosas minas de huesecillos de homínidos  (o de quijadas de burro, ...) con el trantran del vehículo le vino una ensoñación que, real o no, explica bastante bien cómo pudieron surgir . Ya sea memoria genética, recuerdos junguianos implantados en el cerebelo o un chorro de taquiones que le dieron unas cuantas vueltas a la galaxia y al final fueron a dar en mi cabeza llenándola de impresiones de eras pasadas la iluminación llegó a mi mente y  vi al igual que les estoy viendo a ustedes ahora mismo (es una manera de hablar, que ya sé que no les puedo ver porque están escondidos detrás de la pantalla) a unos cuantos hombres de Orce congregados ante una hoguera. Uno de ellos comenzaba una narración en un lenguaje gutural que (y mira que me está costando pillar el alemán), sin embargo, yo entendía perfectamente y que debía de ser la primera entrega dentro de una historia que el narrador definía como "más ambiciosa" (lo cual demuestra que ciertas ínfulas son consustanciales y seguramente concomitantes a toda actividad creativa desde los tiempos más remotos)
Los simpáticos Hombres de Orce de Carlos Hernández
La narración que yo presenciaba y que pienso que el destino quiso que fuera la primera salida de labios humanos (o prehumanos o incluso antropoides), trataba de un joven guerrero / cazador / pescador y hasta carroñero si las cosas se daban mal, que iba de rebelde y malote por la vida y mantenía una actitud displicente hacia los ancianos de la tribu, lo que inevitablemente logró la empatía con los más jóvenes del grupo. Esa especie de Bart Simpson de Orce no es que ofendiera a los ancianos sino que, al coger las piedras sagradas que marcaban los enterramientos para delimitar las porterías de un partido de futbito, ofendía también a los fallecidos y a los deudos de los fallecidos, que ya no sabían dónde ir a dejarles unas florecillas silvestres. (De ahí venía el conflicto de la historia, de ahí)

De esto no sólo se desprende que estos ancestros nuestros no sólo tenían la idea de dos mundos distintos, el de los vivos y el de los muertos, sino que también ya había arraigado en ellos la idea de que al abuelo hay que hacerle algo de caso, no sólo vivo, sino que también una vez que ha pasado a mejor vida. Otra cosa es que el abuelo no se contente con unas simples florecillas sino que exija un mínimo respeto y se levante de la tierra presa del frenesí dispuesto a devorar a los vivos cuando se le contraría. (Por otra parte, se ve que ya había un presagio de lo que sería el fútbol que conocemos hoy en día, con sus empresas de apuestas radicadas en Gibraltar y su periodismo "bufandero" pero eso no suele ser objetivo de este blog)

Así, los muertos ofendidos se levantan de sus tumbas en lo que sería el primer apocalipsis zombie de la historia y hasta de la prehistoria, en respuesta a la conducta desviada de los estándares oficiales por parte del chaval. Helo ahí: la ficción usada como herramienta de control social y como modo de marcar ciertas conductas como "reprensibles". (No es que sea más respetable lo que se hace hoy en día cuando sirve como vehículo para el "product placement" y para poner anuncios en medio)

¿Se le apareció un monolito negro que le llevó a pensar en esa idea al joven narrador? ¿Surgió en esa narración el primer spoiler? ¿Tuvo que aguantar ese narrador el típico comentario "realista" (en el sentido de "realismo garbancero", claro está) y "de sentido común" en plan "eso no tiene ni pies ni cabeza" ¿Hubo hacia esa historia las típicas relaciones que hoy llamaríamos fandomíticas por parte de los miembros de la tribu? Puede que así sea, pues entre los asistentes se veían pieles de bisonte (o de uro o de cabra) con la cara de ese héroe. ¿Los primeros frikis, acaso, capaces de salir con "fan fictions" similares y de organizar convenciones ataviados como el protagonista?


¿Representación prehistórica almeriense de un señor viendo en el horizonte la Estrella de la Muerte"? Chi lo sa?
En un esfuerzo similar en esta línea, el escritor canario del género Victorino Marqués ha investigado las costumbres de los primitivos guanches y para ello se ha encerrado en una gruta siguiendo una dieta similar a la de sus ancestros para saber qué efectos tendría sobre el consumo y la producción de ficción. ¿Nos sorprenderá con historias como las de Erich von Paniken sobre visitas de platillos volantes inspirando a sus ancestros historias de máquinas del tiempo, inteligencias artificiales desbocadas o licántropos? Temiendo que de tan arriesgado experimento se derive una regresión como la que se da en "Viaje alucinante al fondo de la mente" y Victorino salga convertido en un australopiteco, familiares y amigos le esperan a la entrada con sus episodios preferidos de "Los Picapiedra".

domingo, 20 de octubre de 2013

DESFILE DE ROPA FRIKI

La Pasarela Cibeles es un evento en el que un montón de diseñadores presentan lo que ahora llaman propuestas, palabra mucho más moderna que "colecciones", que es lo que se decía antes, y su objetivo principal es fomentar la moda española. Como efecto colateral, se acaba fomentando la anorexia entre las adolescentes, pero eso es algo que no viene ahora al caso.

Entre las altas instancias que organizan el evento se está planteando la posibilidad de incluir, dada la gran cantidad de camisetas con fondo negro que gastan los roleros, comiqueros y demás tribus freak, una sesión que dé a conocer las propuestas más rompedoras (si al lector no se le ocurre cómo puede ser una propuesta rompedora para las camisetas que se pone para echar una partida a la Wii con los colegas y que acaban sudadas y manchadas con migas de patatas fritas de sobre, diremos que un ejemplo clásico de propuesta rompedora es presentar una camiseta con agujeros a la altura de los pechos para que se vean los pezones), ya que los diseñadores más radicales han manifestado que la necesidad de una renovación es algo tan urgente y palpitante que la gente les para por la calle y les dice que antes en bolas que con camisetas que no impliquen una propuesta rompedora.


"No todo va a ser la camiseta de 'Trucutrucu para presidente' que Alejandro Corbacho, editor de Megamesh, se lleva a todas las hispacoñes año tras año" Así, a rebufo y a roalillo de la "Mercedes Benz Fashion Week" surge su spin-off "Twingo Mojinotauro Spatula Fashion Week" como "espacio para albergar las propuestas más rompedoras". "Mis Diablillos", "Spreadshirt" y "camisetaspalfriqui.es" ya han confirmado su presencia y buscan modelos con tripa cervecera capaces de llevar con garbo y salero sus propuestas más rompedoras en los numerosos desfiles que tendrán lugar.

viernes, 18 de octubre de 2013

AUTOAYUDA EMPRESARIAL

Sacado de un hilo de LinkedIn:
 "Lemas de Juego de Tronos en Gestión de Proyectos Casa Startk" (sic)

La sola lectura del título ha suscitado en este humilde blogueador los siguientes comentarios:
 Comentario 1: El nombre de la casa en cuestión está mal escrito.
 Comentario 2: [OJO, SPOILER:] Cualquiera que al menos haya llegado al tercer tomo no pondría como ejemplo a la Casa Stark de nada [FIN DEL SPOILER]
 Comentario 3: Qué cosa más cansina los artículos "Ideas de liderazgo de [Unai Emery/Pep Guardiola/The Walking Dead/Mojinos Escozíos/La Saga de los Aznar]"


El tema de la literatura empresarial y esos libros de autoayuda para gerentes o jefecillos con aspiraciones se merece un post. Qué digo un post, una tesis doctoral. Los artículos en revistas del tipo "Actualidad Económica" defendiendo a ultranza cualquier cosa que venga de América o que salga de la boca de un empresario y atacando las medidas que toma el ministro de Hacienda por ser (llanto y rechinar de dientes) un "democristiano" cuando lo sano y natural es ser "liberal" y defender "la libertad", también serán objeto de especial tratamiento por parte de este blog. (Mientras tanto, déjenme disfrutar de esta piña colada tumbado en una hamaca y sintiendo sobre mi piel la brisa de las playas caribeñas)

jueves, 10 de octubre de 2013

"EN ALGO HEMOS TENIDO QUE FALLAR"

A cualquier padre le gusta que los hijos se parezcan a él. Más aún, es bastante conveniente si no quiere que se oigan comentarios malévolos en el barrio. Esto no es cierto únicamente en lo que al aspecto físico se refiere: si, por ejemplo, el progenitor es simpatizante del Atlético de Madrid le sentará regular que el chaval se haga socio del Real Madrid y, por muchas ligas que celebre en Cibeles, éste se puede despedir de una herencia cuyo dinero dedicar a comprarse bufandas blancas y camisetas de Cristina Ronaldo.

Porque, como los de Dexter y su padre adoptivo en la serie del mismo nombre, ¿qué padre no quiere compartir momentos con su hijo? Todos hemos visto la película Billy Elliot (bueno, yo en realidad no, pero es una licencia literaria o bloguística) en la que un recio minero norirlandés envía a su retoño a un gimnasio para que practique boxeo pero éste acaba fascinado por el ballet clásico. Por suerte, en vez de acabar dos metros bajo tierra del disgusto, el progenitor acaba aceptando de buen grado que el chiquillo se ponga mallas y baile al son de "El Lago de los Cisnes" (curiosamente, la banda sonora esta llena de clásicos del pop y el rock como "Town called malice", "Shout to the top" o "London Callling", que tienen un ritmo bastante más acelerado que "La bella durmiente" o "El pájaro de fuego")

Situaciones así son una fuente típica de conflictos en el seno de una familia, como es el caso de la de Wenceslao Brezales, de profesión revisor en Redondela, que se lo pasa estupendamente bien esculpiendo con palillos de dientes maquetas de estaciones de tren famosas (Roma Termini de Roma, Milano Centrale de Milán, Atocha de Madrid, Waterloo en Londres, donde se filmó la escena de "El ultimátum de Bourne", la estación moscovita de Kiev en la que ha puesto un carrito de bebé desbocado yéndose escaleras abajo, en un tramposo homenaje a la conocida escena de "Acorazado Potemkin" de las escaleras de Odessa, que no tienen que ver con ninguna estación de trenes y que, por otra parte, no tiene base histórica, etc,etc) Sin embargo, esta pasión no ha pasado a la siguiente generación de Brezales y el primogénito, Manolito, no muestra el menor interés por los tragaluces, la ornamentacion "art noveau" y los revisores picando billetes hechos con mondadientes y además ha empezado a fumar y las colillas mal apagadas han estado a punto de arrasar presas de las llamas Paris Austerlitz, Toulouse Matabiau y Amberes Central.

A muchos padres les cuesta entender que sus hijos a medida que van entrando en la adolescencia vayan dejando de compartir sus aficiones (si es que tienen, porque algún chaval tiene las mismas inquietudes y aficiones que un mejillón de roca y se pasa todo el rato tirado en el sofá) Así, llega la preocupación porque "así no estamos haciendo familia" y "Oh, Dios mío, creo que no estoy pasando bastantes ratos de calidad con estos guachos", Por no hablar de la frustración del padre que sueña con tener en casa un astro del balón que resuelva los problemas económicos de toda la familia hasta la quinta generación y de paso saque de apuros un par de temporadas al languideciente equipo local, que ve que a su primogénito lo que le va son las mallas y el ballet contemporáneo (o, peor aún, acude a "sessions" dirigidas por Kiko Rivera).

Afortunadamente, por grande que sea la desesperación, rara vez a ningún padre o madre se le ocurre acompañar a sus vástagos a una discoteca y estarse un cuarto de hora en la pista y provocarles un trauma más resistente que la grasa más incrustada. Sin embargo, raro será que no se le escape un comentario del tipo "En mis tiempos sí que sabíamos divertirnos ..."  (la parte de perseguir a pedradas algún perro callejero suele obviarse) " ... no como ahora, que estáis todo el día con el tiquitiqui de la maquinita"

Aunque a los padres se les han de achacar memorables meteduras de pata, la arrogancia adolescente también genera heridas incurables. Es el caso del hijo que acude a una parroquia cercana y que piensa irse a Zaire a montar potabilizadoras de agua y que habla con desprecio de las partiditas de rol que monta su padre, despreocupado del hambre y el sufrimiento que hay en el mundo. Este último descubre amargamente que, igual que a él le parecía de pequeño patética la afición de su padre por los toros, sus aficiones le merecen el mismo juicio a su chaval. El drama está servido.
("Algún día caerás en la cuenta de que la vida no es sólo cultura")

DE LAS MUJERES QUE CORREN CON LOBOS ...



... a las que se lo montan con dinosaurios.





Realidad, me has superado. Un Ladrillo de Oro pero ya para esas dos bravas mujeres (a saber, Alara BranwenChristie Sims, seudónimos los dos de dos chicas de Texas que, obviamente, no quieren ver asociado su nombre con estas cosas que escriben, aunque luego no tengan tanto apuro a la hora de recoger los cheques). Y otro para su portadista. Y otro para la tal Azog, que protagoniza una de esas historias en la que, en vez de decir "¡Quita, bicho!", acaba dejándose llevar, y de la que presentamos un fragamento: 
'Azog stood, back to the wall, clad only in damp buckskins, waiting for the beast to slash at her torso until she lay helpless and bleeding on the damp cave floor.

'She wondered if it would kill her first, or if her limbs would be sliced from her body as the beast gorged on her.

'Instead, it reached out with a clawed hand to snatch at her damp animal hide as it clung to one shoulder.

'Azog felt the kiss of sharp claws against her skin as the hide slid from her shoulder and exposed on naked, heaving breast.

'The raptor paused, curious, sniffing at her as she pressed desperately against the wall.

A reptilian tongue, stiff and hot, dashed out to lick at the tender, naked flesh so suddenly exposed.

Azog gasped at the touch, then gradually relaxed as her body warmed to the intoxicating sensation of the beast's flesh against her own.'


Quizás esto pueda tener que ver con la fascinación de algunas mujeres por los bolsos de piel de cocodrilo, pero de ahí a la paleontolozoofilia que promueven estas dos median varios eones.
"Dinosaur", de King Crimson, demuestra que sí es posible hacer cosas dignas incluyendo dinosaurios

miércoles, 9 de octubre de 2013

LA APERTURA DE LOS SIMPSONS POR GUILLERMO DEL TORO

Para el que quiera pillar todas las referencias del "Treehouse of horror" número XXIV cuya secuencia inicial ha dirigido Guillermo del Toro (hombre modesto que sólo se ha reprimido de meter referencias de Pacific Rim que hasta ha incluido en un lado un par de bichejos de los que salían en su "Pacific Rim") ...

martes, 8 de octubre de 2013

EL ALA OESTE DE LA AEFCFFTT

Series con temática horricientástica hay muchas, pero centradas en el mundo de los aficionados a ese tipo de cosas hay pocas (bueno, "The Big Bang Theory" se ha convertido en la serie canónica). Y mostrando de una manera digna a esos mismos aficionados que luego pagan religiosamente sus suscripciones a los canales de pago ... aparentemente ninguna. Para llenar ese hueco, el canal temático por internet friquiteve.tv ha decidido emitir la serie de producción propia "El ala oeste de la AEFCFFTT", centrada en los ires y devenires de los picatostes de la asociación Portalico - AEFCFFTH (Asociación Española de Fantasías, Cuentos, Ficciones, Fábulas, Terror y Tremendismo) que desarrollan sus funciones en el ala oeste de un palacete ubicado en la localidad vizcaína de Portugalete, similar al Palacio de Longoria (sin relación ninguna, que sepamos, con la actriz y esposa de baloncestista Eva Longoria) que tiene la SGAE en Madrid.

Temas como la gestión de cuentas corrientes con los bancos, los comentarios absurdos de los aficionados en las listas de correo, la presentación de la contabilidad de la asociación, las relaciones con asociaciones de países que hablan raro... son mostrados en toda su crudeza. No cabe duda de que los guionistas se han sobrado a la hora de crear unos personajes "más grandes que la vida": un presidente abrumado por las responsabilidades de su puesto, una secretaria abrumada por los problemas de papeleo, un vocal de prensa abrumado por las convenciones anuales, un vicepresidente abrumado, anieblado y alloviznado ... Para encarnar al encargado de tratar con los socios que no pagan sus cuotas se consideró la idea de contratar a Steve van Zandt, que, además de tocar con Bruce Springsteen, hizo de Silvio Dante, "consigliere" de Tony, el capo mafioso de "Los Soprano", aunque problemas de agenda frustraron su incorporación al elenco aún habiendo hecho pruebas de cámara y vestuario.


"Así que no quieres domiciliar en el banco tu cuota ..."

Por otra parte la serie brilla en su exploración de lo que es el poder: "Cuando miro la sonrisa de un pobre friqui que acude a una Hispacón por primera vez... me digo que todos estos esfuerzos merecen la pena", dice el presidente en uno de los momentos más emocionantes. Aunque tampoco se ocultan los puntos oscuros de esa responsabilidad, como cuando se usa el poder militar de la asociación en expediciones de castigo contra asociaciones similares de otros países que no han respondido las invitaciones para acudir a la convención.

domingo, 15 de septiembre de 2013

CITAS A CIEGAS Y A LOCAS

Todos conocemos (bueno, habrá alguno que no, porque viva en un monasterio, en cuyo caso le pediría que aproveche para saludar al padre prior) a algún amigo que tras una larga relación que ha terminado quiere "volver al mercado". Familiares y amigos le presentan a Fulanita, que es una prima de un compañero de trabajo y que es muy simpática y muy apañada y que también lo dejó con su novio y la verdad es que la pobre lo ha pasado muy mal porque los tíos llega un momento en que os repantingáis y en lo único que pensáis es en el fútbol y lo demás os da igual.

En estos casos la persona que, como diría la revista Lecturas, "afronta el futuro con optimismo y planea reconstruir su vida" tiene referencias más o menos fidedignas de la persona con la que va a quedar una tarde para tomar un café (como poco sabe que si se le ocurre mencionar que es socio del Granada CF desde los tiempos, felizmente ya pasados, en que andaba en Segunda B la chica cogerá el bolso, mirará el móvil y dirá "Huy, me acaba de llamar mi madre, que le hago falta para clavar una alcayata. Luego si eso te llamo")

Sin embargo, en lo que se llama "speed dating" o en las webs de contactos las citas sí que son verdaderamente a ciegas y más de una vez el hombre que se intenta presentar como "madurito interesante" resulta interesante sólo desde el punto de vista de la Psicología Clinica o la chica que dice tener 23 años tiene 23 años pero "en cada pata"

Por otra parte, en el mundo académico, el joven profesor universitario que tiene pocos contactos por no haber acudido a muchos congresos o porque, francamente, tiene pocas habilidades sociales ve cómo el número de veces que sus artículos son citados es mucho menor que el de otros que se han currado "papers" con menos sustancia pero que se han sabido mover mejor.

Para paliar esta situación que tiene a algunos brillantes investigadores sumidos en una sensación de abandono y tristeza no muy diferente de la que produce un desengaño amoroso, además de con riesgo de quedarse sin complementos salariales por investigación, la Universitaire Instelling Fandomitic Amtwerpen ha organizado un servicio para poner en contacto a articulistas que llevan a cabo investigaciones similares en el seno del fandom para que se citen los unos a los otros y así aumente su índice de impacto. La web, a la que sólo se puede acceder estrictamente por invitación, de momento sólo exige una foto de frente relativamente reciente (no vale la de la graduación) y el departamento de la universidad o centro al que se pertenece, aunque este dato puede mantenerse en secreto. 

Gracias a esta iniciativa, "Jasper, 32 años, Semiólogo de una institución educativa superior danesa cuyo nombre ahora no viene al caso, Aprecio particularmente las aportaciones de la segunda escuela de Frankfurt en cuanto a la producción masiva de objetos culturales pero mi verdadera pasión son los fanzines noruegos sobre figuritas LLadró de los noventa" ha podido entablar contacto con "Evangelina Figueira, 29 años, Antropóloga culturalista, Universidade de Setúbal, Quién me diría cuando me contrataron en el departamento tras leer mi tesis 'cum laude' que el jefe nunca me iba a enviar a un congreso porque no quiere que su hija tenga competencia para optar a la cátedra, El estructuralismo siempre me pareció muy impersonal y reconozco que todo lo que huele a postmodernidad se me hace un poco vacío, por mucho que me ayude como aparato teórico en mis estudios sobre 'Camela' y el fenómeno de las cintas de gasolinera" y, sin tener siquiera que leerse los artículos ni los abstract han podido citarse mutuamente en las bibliografías del "paper" y el "proceedings" que, respectivamente, están terminando.

sábado, 14 de septiembre de 2013

"IT GIRLS" Y "TREND SETTERS" DEL FANDOM

Hay expresiones y modas, usualmente traídas del extranjero, que por suerte como vienen se van pero que mientras pululan pueden agravar la úlcera de esas personas que, igual que otras presentan cuadros de intolerancia a la lactosa, no soportan oír según qué chorradas. La canción de protesta, el arte "modelno", la música disco italiana y tantos otros productos bochornosos del intelecto humano que a día de hoy arden en una esquina del infierno esperan ansiosos que en un par de años baje a hacerles compañía la figura de la "it girl". 
Olivia Palermo, "it girl" de postín


Pennywise, "it boy" de leyenda


Sin relación con la novela de Stephen King, el palabro hace referencia a esas chicas divinas de la muerte entre cuyas funciones está ponerse trapitos para que en cuestión de días o incluso horas todas las chicas que leen según que revistas acudan en masa al Marc Jacobs, al H/M o al Zara para poder sentirse únicas luciendo los mismos "outfits" o comprando esas cajas con "experiencias" tales como estancias en "spas urbanos" que te dan sesiones de enoterapia, chocoterapia, risoterapia o zanjaterapia (coger un pico y una pala y cavarse durante ocho horas una zanja para que pase por ahí una tubería del alcantarillado)

Un equivalente masculino de influencia masiva en el fandom sería el típico tío que se trae una camiseta a una convención con un mensaje del tipo "Ellos te manipulan. Sé tú mismo" y a la siguiente aparecen 24 con la misma. Curiosamente, en el mundo cienciaficcionero no se puede hablar de que haya un liderazgo similar por parte femenina en cuanto a prendas de vestir, pero sí que hay grupos de fans en los que se da un matriarcado: los chicos interactúan entre ellos como gallos en un corral pero es una chica la que lleva el grupo de una forma lo bastante sutil como para que el ego de algunos varones no se resienta y así este "poder blando" persista a lo largo de los años. Tales son las conclusiones de "Sistemas de Influencias y Roles en los grupos de Roleros", el profundo estudio de Felisa Cuesta Gomérez que, como Dian Fossey, la antropologa de "Gorilas en la niebla", ha convivido varios meses con pandillas de roleros, hasta el extremo de acabar con la palma de la mano encallecida de tanto tirar los dados y darle a la GameBoy y con el sentido del olfato anulado por el olor a sudor de esa muchachada que aún no usa el desodorante con la frecuencia que debiera ("lo llego a saber y me dedico a los gorilas", ha llegado a comentar).




domingo, 1 de septiembre de 2013

IDIOMAS RECURSIVOS, PELICULAS RECURSIVAS, NOVELAS RECURSIVAS, RECURSIONES RECURSIVAS

Para explicar un concepto empleado en Matemáticas y en Informática llamado "recursividad" que trató de manera exhaustiva el profesor estadounidense Douglas Hofstadter en su muy premiado libro "Gödel, Escher, Bach: un Eterno y Grácil Bucle", se suele poner como ejemplo la definición del factorial de un número, que se calcula sabiendo que la factorial de uno es uno y que el factorial de un número consiste en multiplicar el valor de ese número por el valor del factorial del número inferior.

Como estas cosas quedan mejor cuando se explican en notación matemática, ahí va:

5! (la exclamación tras el número 5 quiere decir "factorial de 5", no que haya que gritar ¡CINCO!, con el riesgo que eso conlleva) = 5 * 4! = 5 * 4 * 3! = 5 * 4 * 3 *2! = 5 * 4 * 3 *2 * 1! = 5 * 4 * 3 *2 * 1

Este concepto también puede aplicarse a la lingüística. Por ejemplo, en la lengua alemana (lengua que un servidor se propone empollar pero ya, dado que de aquí a no mucho cogerá vacaciones pasando por la patria de Frau Merkel), en lo que es el orden de las oraciones los verbos se dejan para el final. Así, cuando uno de esos oradores que piensa que eso de usar frases cortas empobrece el lenguaje ha enganchado varias oraciones subordinadas colgando la una de la otra y quiere cerrar de una manera más o menos airosa el párrafo se encuentra con una cadena de cinco o seis verbos finales cuyo orden sí que importa si se quiere es mantener el sentido de lo que se quería decir.

Si nos vamos a un terreno bastante más relajado como es el de las artes decorativas y los "souvenirs" podemos encontrar otra aplicación como es la muñeca (o más bien grupo o progenie de muñecas) original de Rusia y llamada "matryoshka": Una muñeca más o menos grande y hueca encierra dentro de sí una más pequeña y ésta a su vez otra, y ésta a otra, ... así hasta llegar a una más chiquitica que sí está llena porque el artesano se cansó y no pudo llegar al nivel microscópico.




En el género que nos gusta algo hay de esto en la enorme complejidad de los planes de algunos villanos o en las "fintas dentro de fintas dentro de fintas" de Dune, que obligan a usar una libreta para seguir lo que está diciendo cada personaje, a quién se lo está diciendo y lo que en realidad pretende al decirle lo que le está diciendo, además de lo que pasa por la cabeza del otro personaje al que se le está diciendo. ¿Complicado? No tanto como la película "Inception" de Christopher Nolan, protagonizada por Leonardo DiCaprio (que ya ha hecho bastantes películas buenas como para que sigamos diciéndole cara de niñato por lo de Titanic), en la que varios personajes comparten un sueño, sueño del que no sólo no despierta, sino que alguien vuelve a quedarse traspuesto, lo que hace que todos aparezcan en un sueño esta vez distinto pero en el que la modorra acecha de nuevo, lo que lleva al grupo a otro sueño distinto de los anteriores, mientras el personaje que interpreta Di Caprio intenta cumplir su misión de espionaje empresarial y, de paso, resolver su situación con su señora esposa, que puede estar muerta. O no, como diría Mariano Rajoy.



¿Puede llegar demasiado lejos la recursividad? ¿Qué efecto puede tener sobre la mente humana un elevado nivel de ella? Muy sano no es, como demuestra el caso del conocido escritor Medardo Cabrerizo, autor de "Una noche de apatía" y "Mudanza de neblinas", que, tras una estancia de dos semanas en el hospital clínico ha sido enviado a una casa de reposo en el campo a causa del estado de stress neurológico en que quedó tras entregarse obsesivamente a su nuevo proyecto de novela. El texto de la misma, aun sin título (aunque, según algunas anotaciones que Medardo no ha podido explicar, la novela no sería sino el título de un libro aún más voluminoso y complejo), se presenta como la transcripción de la declaración que hace un testigo parcialmente amnésico de las memorias de un misterioso personaje al parecer proveniente del futuro en las que se hace referencia al sueño de un tercer personaje en el que alguien le cuenta a otro una fantasía sexual que tiene en la que una extraña mujer desnuda y tatuada con códigos QR que refieren a partes de la red conocidas por pocos le cuenta a otra un chiste de leperos cargado de crípticas simbologías propias de culturas alienígenas que habrán de ser desentrañadas por un saltador de trampolín que entra en trance en medio de un salto con triple tirabuzón.

Si tras la sinopsis anterior alguien está interesado en la obra tendrá que esperar a que el equipo médico habitual le levante la prohibición a Medardo de siquiera acercarse a un folio de papel en blanco.

sábado, 31 de agosto de 2013

EL DUO PIMPINELA PREPARA UN DISCO CON HOMENAJES A LA CIENCIA FICCION

Muy probablemente las personas que visitan este blog desde Francia, Inglaterra o Estados Unidos no sepan de la pareja musical "Pimpinela". En atención a todas ellas, tanto a las que entran para poner spam del tipo "payday loans", "casino games" o "free viarga", como a las que se leen los artículos y todo, explicaremos que se trata de un dueto de nacionalidad argentina cuyas canciones suelen escenificar una discusión entre una pareja, lo cual no deja de resultar curioso, ya que en la vida real los componentes son hermano y hermana. 

Como este tipo de disputas fraternas no suele tener mayor sustancia que el "me ha tirado de las coletas" o  el "vaya un novio más feo que te has traído a casa", quitando a Fernando Esteso y su "los niños con los niños, las niñas con las niñas, las niñas son muy malas, los niños son muy buenos", no hay forma de componer una canción sobre esta base (y eso que el formato estrofa1 - estribillo - estrofa2 - estribillo - estribillo ha permitido hasta las mayores atrocidades). Usualmente las partes implicadas en la discusión representada a dos voces son un hombre y una mujer que mantienen una relación, aunque en alguna ocasión se incorporó otro cantante que hizo del tercer componente de un triángulo amoroso e incluso para contar las penas de una matrimonio cuya esposa era bastante ligera de cascos la Sección de Coros y Danzas del Ejército Ruso al completo dio voz a todos y cada uno de sus amantes.

En cuanto a la temática, el problema subyacente suele ser la existencia fehaciente o meramente sospechada de un tercero o tercera en liza, lo cual demuestra una vez más las graves disfunciones que aquejan a la música popular y su absoluta inutilidad para afrontar la vida real. Rara vez se tratan situaciones mucho más cotidianas, como por ejemplo: "haz el favor de venir más tapadita a comer a casa de mis padres, que menudos comentarios he oído luego", "cuando la niña me haya pedido a mí algo y yo le haya dicho que no, no le des luego tú el capricho, que ya estoy harta de quedar como la mala", "yo no sé por qué todos los años tenemos que ir en Nochebuena a casa de tus padres cuando en mi familia siempre nos juntamos esa fecha", "no seas tan retorcida que mi madre ha hecho ese comentario con la mejor intención", "yo es que no sé dónde se va el dinero en esta casa" y "ya podías haberme avisado de que la farmacia de la esquina era la de tu padre".
 Sentido homenaje a Pimpinela de los Mojinos Escozíos

El dúo argentino, para homenajear tantas obras de aventuras que han leído a lo largo de los años, como es el caso de la misma serie "La Pimpinela Escarlata", de la cual sacaron el nombre (un aventurero salva a aristócratas de ser guillotinados durante la Revolución Francesa: si hay una serie que hará que babee espuma un comunista de raza debe ser ésta), ha granado un long play con canciones inspiradas en obras que les han conmovido especialmente y entre las que hay momentos con los que disfrutarán los aficionados al género horricientástico.

"Quisimos musicar obras de Edgar Allan Poe como Annabel Lee y Ligeia pero pronto caímos en la cuenta de que el hecho de que el protagonista no pueda mantener una relación satisfactoria con las mujeres en cuestión viene dado por el hecho de que están muertas, con lo cual mal podíamos hacer un mínimo juego de voces. Lo de Scott Summers, alias 'Cíclope' de los 'X-Men' y Jean Grey, volviendo de entre los muertos o no, por el contrario, sí nos permitió darle voz a ella reprochándole que le faltara tiempo para liarse con Madeline Pryor."
Madeline Pryor, tercera en liza y además clonada
 "El protagonista de 'Facebook 451' y su mujer que pasa todo el rato metida en su muro sí que dan de sobra para una canción de las nuestras que hemos titulado 'Saca el lanzallamas y prende esta relación'"

Los hermanos Galán, que también han sucumbido a "Juego de Tronados", dedican el tema que abre el disco al particular triángulo entre el rey Reuben Barathhill, su mujer y su cuñado. Como hacen falta tres voces y ellos sólo son dos, han necesitado recurrir a una estrella invitada. Por la mente de cualquier persona mínimamente informada, al leer la expresión "estrella invitada", automáticamente pasa la imagen de un hombre con gafas de sol negras, el pelo al cero y llamado "Pitbull". Armando Christian Pérez, así llamado para el siglo, representa al pobre rey cuyo escudo de armas es un venado mientras reflexiona sobre el peso del poder y la gloria ("Casi todos los reyes hemos, yeah flow, yeah flow/provocado nuestros destino/Los que eligen un dragón, yeah flow, yeah flow/ hacen llegar lejos su aliento/y los que un venado elegimos/ sobre nuestras cabezas sentimos un peso, yeah flow, yeah flow") mientras que los dos hermanos hacen, por una vez, de hermanos.

Por otra parte, los aficionados draculinos que disfrutaron con "Love song for a vampire" de Annie Lennox ya hace algunos años y que esperaban algo similar pero distinto de lo que sale en las bandas sonoras de "Crepus culo" podrán poner a toda pastilla por sus altavoces el tema que protagoniza el propio Vlad Tepes que tiene que atender las quejas de sus tres "novias", las cuales, de una en una, van diciéndole que se sienten atrapadas en su relación con él y que la culpa de que la relación no progrese es de "Las otras dos" ("Sin a nadie cuentas dar/salís y entrás vos/y yo aquí como una esclava/sola con las otras dos")

Fernando Angel de Moratinos, contratado como asesor del disco dado su enorme conocimiento sobre parejas disfuncionales de la ciencia ficción, no ha dudado en señalar (y además, con el dedo, lo que demuestra que no está todo lo educadito que debiera), al matrimonio de conveniencia formado por Paul Atreides e Irulan Corrino en la saga "Dune" como merecedor de uno de los momentos álgidos del vinilo. En "El azul de tus ojos", tema que referencia la pupila, el cristalino y el párpado saturados de especia de ambos cónyuges, el dúo argentino ha contado con el coro de silbos de La Gomera para hacernos llegar las penas de la pobre consorte del Kwapisz Fenerbaçe que no le hace caso porque anda todo el rato con esa pelandusca que conoció en el desierto, aburrida como una ostra en la corte de Arrakis y harta de la gente que no se frota las suelas de una manera lo bastante concienzuda en los felpudos de palacio y lo deja todo lleno de arena.



miércoles, 28 de agosto de 2013

ESCENAS TRASQUILONIAS

(Agradecido a José M Cárdenas y Rita Vicencio sin cuyo concurso este entremés no existiría)
Lugar: Una rotonda a las afueras de la ciudad-estado/emirato independiente/satrapía herediaria de Trasquilonia. El sol se pone. (Se pone entre las montañas y ahí se va a quedar hasta mañana, para ser más precisos). Sofocado por el calor, un retratista en cuclillas vuelca su arte sobre un lienzo en el que poco a poco van tomando forma las siluetas de dos miembros, uno femenino y otro masculino, del equipo de seguridad de la hija del sátrapa. (La hija del sátrapa es gordita y feúcha y su padre está loco por que pille un marido para quitársela de en medio, pero que si quieres arroz, Cunegunda, porque la niña no pone nada de su parte)

Ella: Oye, no sé si esto que te voy a preguntar será demasiado personal ...
El: Tú pregunta, pregunta.
Ella: Cuando posas para los retratos que le envías a tu sobrino de tu tierra natal, ¿siempre sales con el ceño fruncido como ahora? Tal y como estás, podrías sostener una lanza entre ceja y ceja.
El (visiblemente incómodo): Bueno, alguna vez he salido con la mano en la barbilla para expresar profundidad pero cuando el retrato es para mi sobrino siempre salgo así, sí.
Ella: Ah ...
El retratista: Perdonen, si no se están quietos y me mantienen la pose vamos a estar  hasta mañana. ¿Ella puede apretarse un poco más contra el muslo de él? Venga, así, estupendo ...

(Pasa un rato, y el retratista deja de mirarles para echar en su paleta un poco más de "rojo laceración", que le va quedando poco, y ella aprovecha para meter baza)
Ella: ¿Y a tu sobrino le gusta que le envíes retratos tuyos marcando pectorales de esa forma y con el ceño fruncido? ¿No les parece mal a sus padres?
El: ¿Y por qué les iba a parecer mal? Así se va formando una idea de lo que es la vida y no como los hijos de esos decadentes nobles, entregados a ocupaciones blandas y débiles.
Ella: Es que yo iba justamente por ahí ... No sería la primera vez que un noble de esos decadentes que tú dices le envía retratos suyos a un jovencito maquillado y semidesnudo. Si yo fuera la madre de uno de esos chicos le cortaba lo que te ya te estás pensando y lo desollaba con cantos rodados.
El: Tú te has criado en esta ciudad y no puedes entender la franca y viril fraternidad que hay entre nosotros los arios norteños. Nosotros no hacemos de eso. Bueno, un primo segundo lo hizo pero lo despeñamos antes de que la cosa llegara a mayores.
El retratista: Caballero, no me cambie la expresión que así no hay quien trabaje.
El: Es que me ha venido tos, disculpe usted ...

(Paulatinamente, el firmamento se va llenando de tonos purpúreos)

Ella (susurrando): ¿Le queda mucho a este hombre?
El: Aguanta un poco más, mujer.
Ella: Es que tengo una legaña en un ojo y como me la quite con el dedo me vuelve a gritar. ¿Este no será de esos que se pintan ellos mismos en los cuadros?
El: No, te puedo asegurar que es un profesional y no es de esos que se les olvidan las caras y ponen la suya para disimular.
Ella: Lo que tú digas, pero seguro que aprovecha para poner su cara a uno de los muertos que has amontonado aquí abajo, esta gente es así de vanidosa.
El: No se atrevería, porque sabe que me daría cuenta.
Ella: Oye, bonito, tú darte cuenta poquito, porque a estos muertos los he despachado yo solita, que tú estabas muy ocupado yendo a por ese hacha que blandes tan orgulloso y no les has visto ni de lejos. Menos mal que una está a lo que hay que estar, no como otros.
El: ¿Pero te quieres callar?
Ella: Cómo me molestas cuando me aciertas, cómo me molestas cuando me aciertas ...
El retratista: Señorita, por favor ...
Ella: Es que aquí una se aburre de estarle agarrando la pierna a éste, que vaya una posturita.
El: Mujeres ...
Ella: Sí, sí. Mucho "mujeres", mucho "mujeres", pero a ver a qué tonta más que a mí ibas a enredar para esta tontería tuya del retrato para el sobrino. Perdone, señor pintor, me estoy meando, me voy a ese matorral de ahí y enseguida vuelvo.
(Ella hace mutis y los otros dos la siguen con la mirada. Se dispone tras el matorral y, si de esta escena se hiciera una representación sonora se podría incluir para evocar la micción el clásico efecto especial de dejar caer agua de una jarra sobre un vaso. Pero sólo si no se tiene miedo a caer en la vulgaridad) 

Ella: Ya. Qué a gusto se queda una. Que sí, que ya me pongo pegada al muslo de este hombre. Oye, ¿llevas todo este rato desde que me he ido igual, así con el hacha en ristre? Cómo se nota que estás fresco, no como yo, que tuve que acabar con esta docena y tengo una contractura en el hombro de tanto manejar este hacha que tiene un único filo pero que siempre, siempre tengo a mano. No, no me pongas esa cara que te hemos calado todos. Es acabar la batalla y todos derrengados se echan en el primer jergón que pillan a vendarse las heridas y a remendarse el uniforme, no como el señor, que como está fresco como una rosa y no huele a sudor, arrasa entre las supervivientes.
El: Yo por lo menos no he matado a doce hombres por querer salirse de la rotonda sin tener la preferencia. Tampoco cuesta tanto resolver las diferencias como personas civiliz ... como personas razonables.
Ella: ¡A mí nadie me dice "Mujer tenías que ser"!
El retratista: ¡Señorita, basta ya, que yo así no puedo trabajar! Un respeto para el artista, hombre.
Ella: Que sí, que ya me estoy quieta ...

(La bóveda celeste está teñida entera de una sinfonía de tonos purpúreos y ambarinos mientras el sol se dirige de manera inexorable y porque no tiene mejor cosa que hacer hacia el ocaso)

Ella: ¡Oye, el marrano este me está pintando más grandes las tetas! ¿Y esto se lo envías a tu sobrino? Muy bonito, sí señor. Luego irá presumiendo en la aldea "Mira qué tetas más grandes tienen en la ciudad a donde ha emigrado mi tito" ¿Esta es la educación que les dais?
El (sin saber dónde meterse): ¿Pero tú no sabes que todos los pintores pintan así?
Ella: Que sí, que yo cuando tenía trece años también me ponía relleno, pero lo de este hombre es exagerado.
El retratista: ¿Pero se quiere usted callar? Que si esto, que si lo otro, que si el hacha, que si me meo, que si me pintan las tetas grandes... Señorita, pues ya va siendo hora de que sepa usted ... ¡que tiene las tetas grandes! ¡Y punto! Póngase ahí y déjeme trabajar que yo sí que voy a coger el hacha.
Ella: Ni abrir la boca puede una. Ya me callo, ya ...

(Lánguidas y temblorosas, las sombras de los matorrales crecen y se extienden sobre la rotonda. En cambio, para llevar la contraria, el resto de la vegetación proyecta unas sombras rectilíneas y perfectamente definidas como con escuadra y cartabón) 

El retratista: Bueno, ¿ven como cada vez queda menos? Si me permiten un momento, creo que voy a buscar ese matorral. Descansen, si quieren.
(El retratista hace mutis y se encamina al matorral más cercano)
Ella: Madre mía, qué picor por todos lados. Uff, qué alivio.
El:  Oye, si no te llegas a la espalda no te rasques con el mango del hacha que el día que te equivoques de lado te desgracias.
Ella: Deja, hombre, que no sabes la de usos que se le puede dar a esto. Nunca me separo de ella.
El: Déjame a mí que te rasque yo. ¿Mejor así?
Ella: Bueno, sí, qué gusto. Para, que ya has rascado bastante y por ahí no me pica.
El: ¿Y no sientes un picor en...?
Ella: No, que sé por dónde vas. Ya te he dicho que estoy en una etapa que prefiero explorar la sexualidad entre mujeres.
El: Pues a mí no me importaría ...
Ella: Cuando digo entre mujeres es entre dos mujeres (bueno, quien dice dos, dice más) y nada más que dos mujeres. Sin ningún tío uniéndose a la fiesta. ¿Tan raro es de entender?
El: En mi pueblo las mujeres norte ...

(Tras su vuelta del matorral, mientras va concluyendo la obra, el pintor piensa todo el tiempo que resultaría mucho más interesante olvidar esa pose tan hierática con el hacha en ristre y retratarlos tal y como se los encontró, con ella sosteniendo el hacha por el extremo del filo hasta hacer que el mango se perdiera por entre el taparrabos del norteño cuyos gritos estaban ahuyentando toda la vida animal cercana a la rotonda)

(Y, de una puñetera vez, el sol se pone del todo. FIN)




jueves, 22 de agosto de 2013

¿QUÉ SUPERVILLANO ERES?

Coge la letra de tu NIF y encuentra el supervillano correspondiente (sin contar la "Ñ"), siendo la "A" la que corresponde al malo número 1, el de la esquina superior izquierda. Como la letra de mi DNI es la "Z", vuelve a correr el turno al superar el 24, así que el que me corresponde es "Evil Skull" porque. ¿Dice esto algo sobre mi carácter o sobre el de quien quiera que haga esto? Nada en absoluto, pero has echado el rato un par de minutos y ha salido más barato que llamar a un tarot a las tantas de la madrugada. (El que quiera hacer algo productivo puede ponerse a hacer un curso en Miriadas X o ver esos vídeos tan profundos en TED)

domingo, 18 de agosto de 2013

"NO ES MENESTER DISGUSTARSE"

La frase de arriba seguro que la ha oído alguno de su abuela junto con otras del mismo estilo tales como "Al que se pelee, le meto un soplamocos que le dejo los belfos mirando para Burgos" y "Hasta que no os comáis las lentejas no vais a catar el postre"

Es un hecho que al ser humano le gusta de vez en cuando la bronca. También es un hecho que al ser humano no lo gusta ver gente llevándose mal. (Bueno, en realidad son seres humanos distintos los que van buscando bronca y los que quieren calmar los ánimos)  Un caso palmario fue la extinta "Sociedad de Naciones" que poquito pudo hacer para impedir la Segunda Guerra Mundial. Después, bajo el paraguas de Naciones Unidas, los cascos azules y las operaciones de mantenimiento de la paz han ido desarrollándose bastante más y se habla de conceptos como "peace making", "peace enforcement" y "peace keeping"

Esto viene a prima colazione de una nueva bronca que se ha montado en el fandom por el post de Julien Pignal Mallardo que publicó en su blog comentando "Genital", novela de Elpidio Bueno publicada en "Asalto de página". Al parecer el libro no ha sido de su gusto. ¿Cómo hemos llegado a esa conclusión? Básicamente, al leer la frase "Hace honor a su título, porque es un coñazo. Tiene huevos la cosa"
La polémica novela de Elpidio Bueno
Por fortuna, han pasado ya esos tiempos en que los escritores se retaban en el campo del honor para dirimir sus diferencias, ya que esto incentivaba que subieran como la espuma en el escalafón literario los más habilidosos en el uso del florete, el sable, la pistola o la maza con cabeza esférica punzante, en vez de los dotados de mejores méritos literarios (entiéndase "méritos literarios" en un sentido muy, muy amplio, tan amplio como para incluir, además del interés de las tramas, la belleza del estilo y el realismo de los diálogos,  la capacidad de pelotear al santón de la crítica o al gerente de la editorial, la habilidad de incluir escenas guarrindongas que tanto hacen por aumentar la cifra de ventas de la obra y la facilidad para movilizar a amigos y simpatizantes en las votaciones de los premios o en los foros de Internet)

En respuesta a una perturbación tan acusada, Portalico AEFCCF y T y H, la asociación que vela por el buen rollo y la armonía en el mundillo cienciaficcionero español ha convocado una reunión de su Consejo de Seguridad para estudiar la posibilidad de enviar fuerzas de interposición a la próxima convención en que coincidan Bueno y Pignal. Tras ponerse en contacto con sus abuelas maternas, estas ya les han tirado a los dos de las orejas y les han dicho que hagan las paces y se den un beso, a lo que se ha negado Bueno quejándose de que la barba de Pignal rasca. Además, dada la inesperada promoción que ha supuesto para la editorial todo el asunto, ha confesado que el editor, que se ve que quiere pecar en río revuelto, le llama cada dos o tres días refiriéndole todos los comentarios ofensivos que se vierten en Twitter y recordándole que está dispuesto a pagarle guantes de boxeo y posibles estancias en el hospital que puedan surgir de un encuentro con Pignal.
 

viernes, 16 de agosto de 2013

"Tu reinado de tedio ha terminado"

Cuando uno está en la Universidad o en la secundaria y tiene que leerse un libro por sopas, pues apechuga y llega hasta el final. (O no, y luego en el comentario de texto o en el examen se ve obligado a recurrir a la inventiva, lo que, por otra parte, tampoco viene mal para despertarla) Algo parecido se da por motivos de trabajo: pensemos en los contables de toda España a los que les llega un cambio de Plan General Contable cada tres lustros, ya sean del sector público o del privado. O en los ingenieros informáticos que se tienen que leer todo un Esquema Nacional de Seguridad y a los poquitos meses, leerse el Esquema Nacional de Interoperabilidad. (Por no hablar de que, después de leérselo, hay que aplicarlo) A los sufridos lectores profesionales centrados en buscar entre los manuscritos que llegan a las editoriales a la próxima Rosaura Gallego ya les dedicaremos un próximo post, no nos hemos olvidado de ellos.

Sin embargo, en lo que es el ocio, nadie nos obliga a leernos tal o cual cosa. ¿Me puso alguien una pistola en la nuca o una ballesta apuntando a mi corazón o un tomahawk sobre la coronilla o una espada falcata a la altura del bazo para que me leyera los libros de "No-A" de Van Vogt (y el segundo en portugués, para más inri)? No. Aunque eso de que no nos obliga nadie no siempre es así: en los años setenta en según qué ámbitos decir que uno no se había leído "El Libro Rojo de Mao" o decir que no se había leído ningún libro publicado por "Ruedo Ibérico" era exponerse al suicidio social, en ciertos grupos de adolescentes no comulgar de la pasión por "Crepús culo" puede suponer perder la condición de "muy más mejor amiga" y hasta la expulsión del equipo de animadoras y haremos bien en leernos el libro que nos recomienda el vecino o vecina que se compra los libros en el Carrefour ("Código Da Vinci", "Caballo de Troya", ...) si no queremos que, encima, nos mire por encima del hombro.

Esta motivación extrínseca para la lectura no tiene necesariamente que ver con la que le lleva a uno a terminarse sí o sí un libro, sin que intervenga presión social alguna al respecto. ¿Será por cabezonería o por respeto al trabajo del autor y de toda la editorial? ¿O por un reflejo de cuando nuestra madre nos decía "Tú cómetelo todo, que dejar comida en el plato es de mala educación"? Hay gente que presume de que los libros que le gustan no se los leen enteros: "Pues yo, si no veo que a las quince páginas el libro no me seduce lo dejo de lado" Es el caso de Francisco Umbral, que decía que los libros malos los tiraba a la piscina hasta que se acababa formando una masa de papel descompuesto, probablemente para presumir de tener un estándar de lectura tan elevado como para hacer pulpa el 90% del resto de la producción literaria española. (Desconozco si algún rival del mundillo, en respuesta, reservaba un destino similar a los libros de Umbral como pasarlos por la Turmix o trocearlos como si fueran leña para alimentar la chimenea)

Al resto de los mortales, que no disponemos de servicio de prensa y que los libros que leemos nos los pagamos nosotros, nos repatea bastante habernos pulido 15, 18 y hasta 24 euros en un libro y que luego sea malo (o por debajo de nuestro elevado estándar de lectura) Por eso, como los jugadores empedernidos que tiran hasta la última moneda pensando que antes o después terminará la mala racha y empezará lo bueno, algunos dedicamos horas a leernos el truño hasta el final, en vez de cortar por lo sano y dedicar ese tiempo a otro libro que sí nos merezca la pena. Así, pasan las páginas a ritmo de caracol con diálogos poco creíbles, descripciones reiterativas o situaciones estiradas a lo largo de capítulos y capítulos mientras pensamos "No, si tendrá razón el cabrón de Fulano, que decía que iba a ser un muermo" o "Culpa mía por comprarme secuelas, culpa mía" Vamos contando las páginas que nos faltan para el final como los niños cuando van en el coche a Gandía ("papááá ... ¿queda mucho? ... es que tengo pis"), echando cuentas de si ya vamos por la tercera o la cuarta parte del libro, yendo a planchar algo o a lavar un plato pendiente o a echar un pis (sí, como el niño que va camino de Gandía) mientras comenzamos un sentir un sordo odio hacia el autor (o autora), el editor (o editora), el traductor (o traductriz), el corrector de estilo (o corrector de estila) y, ya por último hacia el librero (o el dependiente de centro comercial que usualmente trabaja en la sección de encurtidos pero que la mañana en que nos pasamos a comprar estaba atendiendo la librería para cubrirle el turno al encargado o encargada titular), los cuales, en mayor o menor medida, tienen cierta responsabilidad en todo el desaguisado.

Para evitar esas acumulaciones de mala leche que han llevado a más de un lector decepcionado a tirar por la ventana el ejemplar gritando "¡Tu reinado de tedio ha terminado!", quemarlo, pintar penes en los márgenes de las páginas y enviarlo de vuelta a la editorial o tirárselo a la cabeza al autor en una convección, desde este blog, como hemos leído por ahí que, cuando uno hace un gran esfuerzo, viene bien premiarse uno a sí mismo, queremos daros un consejo para cuando acabéis un libro particularmente indigerible: Permitíos un pequeño capricho (pero por favor, no os recompenséis comprando la secuela, que eso ya sería rozar el masoquismo). Matad un choto, en cambio. Cuando los albañiles terminan un edificio, en vez de sacarle fotos en Twitter o publicar los planos en Pinterest, lo que hacen, para festejarlo, es matar un choto. Con el objetivo de comérselo en grupo, se entiende, no porque les caiga mal la cabaña caprina (la cual, con la crisis de la construcción, debe llevar unos años de relativa calma y placidez)
Choto campero, a la manera de Almería

El curso a seguir en estos casos, por tanto, es simple: "Matad un choto". Los carniceros de España os lo agradecerán (y las cabezas de los autores también)

¿De qué va esto?

No sabéis dónde os metéis .... Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia del todo, pero casi. Friquis, aznarquis, hards, gafapastas, conanianos, trekkies ... todos ellos pasados por la turmix (o la thermomix) de la parodia.