Busca, busca:

Google

jueves, 21 de agosto de 2008

ES MUY SACRIFICADO SER BLOGGER EN ESPAÑA



Según Antonio Delgado (al que no tengo el placer de conocer), de soitu.es:
"MADRID.- Aunque muchos lo duden, el trabajo del blogger es muy sacrificado. Hay que leer mucha información ... "
(El interesado en beber de su sabiduría que se vaya al link en cuestión:
http://www.soitu.es/soitu/2008/04/18/vidadigital/1208511183_965577.html)

Entiendo que este hombre se ha mirado las estadísticas del Ministerio de Trabajo e Inmigración relativas a accidentes laborales sucedidos el año 2006 y ha visto que en el sector de "Activ. asociativas, recreativas y culturales", que es donde podría encuadrarse lo del blogueo, se produjeron 12919 accidentes, 17 de ellos mortales. No es gran cosa comparado con los 262565 accidentes que hubo ese año en el sector de la Construcción, 395 de los cuales resultaron mortales, pero comprendo que esté aterrorizado ante la perspectiva de morir al caérsele una Blackberry en un pie o electrocutarse intentando manipular un router wifi.

Más detalles aquí (gracias, señores del Ministerio, por sus cifras)

Tendré que tenerlo en cuenta si algún día se me vuelve a caer sobre un dedo una plancha de falso suelo o cuando hable con gente que está en pleno verano echando alquitrán sobre una carretera o con policías que tienen que llevar temas de mujeres maltratadas: "Este trabajo ... es sacrificado, pero donde esté el de blogger"

Otro que también lo pasa muy mal es Martín Varsavsky, que afirma en su blog de elmundo.es:
"Es difícil ser judío en España"

No digo yo que sea un camino de rosas ... pero no tanto como gitano, magrebí sin papeles, emigrante ecuatoriano en paro, mujer -sin más-, anciano en medio rural, seropositivo y mucha gente más que a menudo no puede encontrar un wifi Fon en condiciones para poder entrar en Twitter a leerse los posts de Enrique Dans.












¡Un pico y una paaala ...! (Si no lo digo, reviento)

No hay comentarios:

¿De qué va esto?

No sabéis dónde os metéis .... Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia del todo, pero casi. Friquis, aznarquis, hards, gafapastas, conanianos, trekkies ... todos ellos pasados por la turmix (o la thermomix) de la parodia.