Busca, busca:

Google

sábado, 16 de octubre de 2010

COMUNICADO DEL COLEGIO PROFESIONAL DE LICENCIADOS EN FANDOMOLOGÍA


Este Colegio tiene que lamentar la ponencia llevada a cabo en la pasada Hispacon por parte de Jacinto Hernández, una persona de la que diríamos que tiene las facultades mentales alteradas si no fuera porque las tiene así desde chico y no se puede decir que estén alteradas, bajo el título "El fándom perjudica seriamente la salud", en la que se emitían juicios de valor poco fundamentados científicamente y claramente denigratorios hacia esta actividad que llena de ilusión a tantos jóvenes y que no se puede menos que calificar como "forma de vida".

(Jacinto Hernández, alienando a las masas)

El citado personaje, molesto porque no se quisiera incluir su estudio sobre los aficionados del Tendido 7 de la plaza de toros de las Ventas (Madrid) en la publicación trimestral "Anales del Friquismo" y por tanto instalado en el rencor, lleva varios años atacando el concepto de fandom en cualquier universidad o asociación de vecinos que le presta atención. La forma de proceder de Hernández dio lugar a que en agosto la Comisión Deontológica se viera obligada a abrirle un expediente de expulsión por haber intentado sacar sangre sin su consentimiento a varios aficionados de la serie "Perdidos" para comprobar si el tan esperado episodio final les había provocado un descenso en los niveles de testosterona.

Este Colegio quiere hacer una llamada a la reflexión para que no se le dé pábulo (sea lo que sea eso) a opiniones tan carentes de rigor y solicita formalmente a la asociación que ha patrocinado la convención que no vuelva a hacer de megáfono de opiniones carentes de todo sostén teórico si no quiere que nos veamos obligados a llevar a cabo acciones que no benefician a nadie como una sentada virtual en la página web de la Asociación o montar un foro de protesta en Facebook.

No hay comentarios:

¿De qué va esto?

No sabéis dónde os metéis .... Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia del todo, pero casi. Friquis, aznarquis, hards, gafapastas, conanianos, trekkies ... todos ellos pasados por la turmix (o la thermomix) de la parodia.