Busca, busca:

Google

viernes, 15 de octubre de 2010

¡QUÉ BUENOS SON, LOS DE BURJASOT, QUÉ BUENOS SON, MONTANDO UNA HISPACÓN!



Pues eso, muchas gracias por el estupendo puente del Pilar en tierras valencianas ...


Como este año se ha creado el premio RetroIgnatius este blog propone los siguientes posibles nuevos premios que sería interesante crear para recompensar actitudes dignas de encomio en el mundillo:

  •  Premio "Luis Glez Pardo" al vendedor más insistente, decidido a volverse a su casa sin un solo ejemplar de las cuatro docenas cargadas antes de salir en la maleta.
  •  Premio "Abismo Insondable" al aficionado capaz de dejar limpios como una patena todos los platos incluidos en la cena de gala y en todas las otras cenas previas.
  •  Premio "Koffi Annan" al aficionado, al crítico y al escritor involucrados en mayor número de agrias polémicas.
  •  Premio "Palo del Año" a la reseña más despiadada por parte de un crítico hacia una novedad editorial.
  •  Premio "Puñalada Trapera" al mejor (o peor, según se mire) ajuste de cuentas personal en forma de artículo disfrazado de análisis objetivo escrito por un crítico contra un autor u otro crítico.
  •  Premio "Paladín a la Taza" al artículo más espeso publicado a lo largo del ejercicio anterior.
  •  Premio "Transfiguración" al autor que con mayor insistencia afirma centrarse en metas más ambiciosas que las simples noveluchas de marcianos.
  •  Premio "Escritor de Campanario" al autor que, no encontrando editor que le publique su obra en el mercado español, la traduce a alguna lengua vernácula (suya o no) y la ve publicada en una editorial subvencionada.
  •  Premio "Con el Rabo entre las Piernas" al autor que, tras haberse centrado en metas más ambiciosas y no haber recibido la menor atención por parte de la industria editorial "de verdad", vuelve a presentar manuscritos a los editores del mundillo y a asomar el careto por las convenciones.
  •  Premio "La llamaban la madrina" a la aficionada al género que con su sentido común y mano izquierda consigue cohesionar el grupo de frikis masculinos que la rodean y evitar que anden peleándose los unos con los otros.
Por otra parte, una ponencia que está pidiendo a gritos su inclusión es "¿Qué pasó con ...?" La de personas que se han ido con la música a otra parte y de las que no hemos vuelto a saber (y en muchos casos queremos asegurarnos de que sigan así)


Una pregunta: ¿cómo se usa el regalo de Ediciones Torre de Marfil? Ya he descubierto que es una minilámpara pero no sé cómo se enciende. (Con el cubo de Rubik del colegio de gestores administrativos no tengo problemas, gracias por preguntar)


Y, como extra, unos minutos musicales a cargo de (otra vez) William Shatner, que ha tenido el santo cuajo de "cantar" (o recitar o comoquiera que se llame lo que estaba haciendo) "Rocket Man" ante su propio creador, Bernie Taupin.

Actualización 1: Ya he descubierto cómo se enciende el regalo de Torre de Marfil, lo que no sé es cómo se apaga. ¿Puede alguien darme una pista, por favor?

No hay comentarios:

¿De qué va esto?

No sabéis dónde os metéis .... Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia del todo, pero casi. Friquis, aznarquis, hards, gafapastas, conanianos, trekkies ... todos ellos pasados por la turmix (o la thermomix) de la parodia.