Busca, busca:

Google

lunes, 6 de abril de 2015

POLITI-CON, UNA CONVENCION PARA LOS MUY POLITIZADOS

En tiempos del Tío Paco, eso de la política estaba mal visto (cuentan que una vez el Generalísimo dijo "Usted haga como yo y no se meta en política", lo cual es un consejo un poco chocante viniendo de alguien que participó en un golpe de estado y fue jefe de estado durante 36 años). Pero fue llegar la transición y animarse la cosa: brotaban partidos políticos como setas y en alguna que otra ciudad alguno acabó al borde de la depresión al ver que no estaba siendo tentado por ningún partido político para salir en sus listas mientras que en su entorno cercano a alguno le tiraban los tejos media docena de agrupaciones. Luego con los ochenta la cosa se calmó y los articulistas que gustaban de colocar análisis políticos fuera donde fuera y a santo de lo que fuera empezaron poco a poco a quedar como unos pelmazos dogmáticos.

Sin embargo, con lo de la crisis y el empuje de los partidos emergentes, de repente se ha vuelto a poner de moda el hablar de la cosa pública. ¿Y qué pasa si uno es un friki? Que piensa que qué mejor manera de juntar ambas pasiones que montar un encuentro de ciencia ficción politizada o de política fantacientástica. (Curiosamente, otra gran pasión, que es el fútbol, nunca se ha unido en quedadas y convenciones a la literatura de género, probablemente a causa de la inoperancia rampante en cuestiones deportivas manifiesta desde la misma adolescencia, cuando el friki medio era siempre el último elegido para formar parte de los equipos de fútbol. Qué partidos de gloria entre trekies y starwees, entre tronados y tolkienófilos, entre "hard" y gafapastas nos hemos perdido)

En el Ateneo Político Social Revolucionario sito en el Centro Social Ocupado "La Buganvilla" Fernando Angel Moratinos ha organizado unas jornadas de reflexión sobre política y ciencia ficción que espera que aporten luz sobre las sorprendentes relaciones entre ambas materias que ha habido, que hay y raro será que no haya en un futuro. ("Futuro", "ciencia ficción" ... ¿lo pillan?). Desde el buen señor que escribe una utopía de amor libre, nudismo y socialismo en un valle del Pas futuro obtenidos gracias a la radioactividad (obviamente, varios años antes de Hiroshima y de Chernobyl) hasta don Miguel de Unamuno, que se marca una novela llamada "Mecanópolis" o don Pío Baroja, que también escribe una de anticipación (¡un tío con boina y cara de cabreo, escribiendo una novela de ciencia ficción!), hay toda una plétora de conexiones a explorar. 

Los asistentes a la PolitiCon (así llamada en homenaje a la expresión griega "zoon politikon",ζον πολιτικόν), además de un paquete de bienvenida en el que coexisten "El capital" de Marx y "La sociedad abierta y sus enemigos" de Popper ,tendrán acceso a las ponencias de un grupo de conferenciantes que sólo se puede calificar como de verdadero lujo. (No podemos decir lo mismo de los canapés que se servirán entre acto y acto ya que no van a pasar de unas meras mediasnoches con jamón de paletilla dentro ... y en poquita cantidad, según parece).
  • "Izquierda, derecha y centro reformista a la luz de la ciencia ficción y sus novums más significativos", por el propio Moratinos.
  • "Narrativas fantásticas y fantasiosas en el proceso soberanista catalán", por Mercé Desbenz.
  • "El zombie como representación de las masas proletarias en el imaginario burgués", Sergi Viciana
  • "Rosa Díez y UPyD: ¿el paradigma de la mente colmena aplicado a un partido político?", Federico Sosa Wagner.
  • "Ante el advenimiento de la singularidad: ¿voto para las inteligencias artificiales?. Exploración de sus posibles tendencias políticas y comunicación política orientada hacia las mismas", J Hernández Madrugal.
  • "'La Saga de los Aznar' y su posible aprovechamiento como mito fundacional en procesos de 'nation building' en el Affrica subsahariana", Pablo Gallardo Burgos
  • "'Eso de la comida gratis es un cuento': Contra la sopa boba de papá estado - Heinlein era un tío de puta madre y vosotros lo que sois es unos rojos de mierda", por Herman Teerstch
  • "Izquierda Unida o el crepúsculo de los semidioses: paralelismos entre la ópera de Wagner y la evolución de los partidos políticos tradicionales", por Tania Sánchez,
  • "Las posibilidades transformacionales de la ciencia ficción en Andalucia", dictada por Iñigo Errejón vía videoconferencia desde su despacho en Madrid
  • "Análisis según la teoría de las organizaciones de 'La caída del Imperio Galáctico' de Saez Cidoncha y demostración de la imposibilidad de la coexistencia de la organización política imperial y cualquier tecnología de viaje espacial"
  • "Mis experiencias como contactado con inteligencias superiores, con sociedades secretas y con agentes del Ministerio del Tiempo", por Fran Gómez Nicolás ("el pequeño Nicolás")
  • Cineclub: "Por qué no soporto ni a Batman ni a James Bond ni a Peter Pan", sesión golfa con Juan Carlos Monedero.
  • "La mano invisible de Adam Smith y otros mitos de la derecha", por Alberto Garzón.
  • "Los multiplicadores keynesianos y otros mitos de la izquierda", por Carlos Rodríguez Braun.
Por supuesto, las fuerzas de orden público han sido avisadas, dada la conflictividad entre algunas posiciones ideológicas que coincidirán en el recinto del acto, y el comisario Valverde ya ha llamado a varios de los charlistas para describirles cómo le pican a uno los ojos cuando las fuerzas de orden público se ven obligadas a lanzar gas lacrimógeno cerca y para decirles que sus muchachos por las buenas son muy buenos pero por las malas no tanto y que la primera leche no la darán ellos pero lo que es la última pueden estar seguros de que sí.

2 comentarios:

Víktor Valles dijo...

La verdad es que escuchar hablar de política cada vez me produce más el mismo efecto de ver a dos perros fornicando.
Oye, que no me atrae nada y hasta me agota. Prefiero una convención sin política.
Sin embargo, para gustos los colores...
¡Un abrazo!

Francisco Fernández dijo...

Hombre, la política es la parte pública de la ética (Según Aristóteles): de alguna manera u otra hay que decidir sobre los asuntos comunes, aunque sí que reconozco que hay momentos que se bordea el ridículo.

¿De qué va esto?

No sabéis dónde os metéis .... Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia del todo, pero casi. Friquis, aznarquis, hards, gafapastas, conanianos, trekkies ... todos ellos pasados por la turmix (o la thermomix) de la parodia.