Busca, busca:

Google

domingo, 8 de octubre de 2006

NUEVAS ACTIVIDADES PARA LA HISPACONST DE DOS HERMANAS

NUEVAS ACTIVIDADES PARA LA HISPACONST DE DOS HERMANAS

Tras el traslado de la convención a la localidad sevillana de Dos Hermanas, también conocida como Due Sorelle, Two Sisters o Deux Soeurs según el barrio por el que se pase, se van sabiendo ya algunas actividades que tendrán lugar. Además de las ya clásicas mesas redondas / excusas para la agresión verbal con títulos tan sugestivos como "Editores / Autores: ¿quién se aprovecha de quién?", "¿Es tan misógina la ciencia-ficción como la pintan o la culpa es de las tías que no saben apreciar las historias de monstruos?" y "¿Sirven para algo las Hispacones y, en caso de no servir, qué hace tanta gente cruzando media España para juntarse en algo que piensa que no sirve?", habrá charlas como la que ofrecerá Adalberto Jaureguizábal sobre los viajes en el tiempo a la que seguirá una demostración práctica y numerosas presentaciones editoriales que llenarán las calles de la ciudad de esposas y otros familiares de los autores.

Además habrá otros actos adicionales: tras la suspensión de un acto tan esperado como el lanzamiento de cabras el equipo organizador pensó que se debería profundizar en esa línea: Gabriel Garrido, presidente de la AEFCF'T, tuvo la idea de homenajear a la ciudad que acoge la convención lanzando algo por el balcón del consistorio algo que empezase por la letra "D" y el escritor Ramiro Martín exclamó "¡DIPLODOCUS!". Durante dos días se estudiaron el peso y las dimensiones de un diplodocus medio para preveer el efecto de su impacto sobre el adoquinado de la plaza hasta que Alberto Abedul, el único miembro del comité organizador que había pasado del aprobado pelado en la asignatura de Ciencias Nnaturales en la enseñanza secundaria cayó en que esos animales llevan unos cuantos millones de años extinguidos y, por tanto, hacerse con uno sería difícil. Se sugirió que si era cierto lo que decía Jaureguizábal sobre viajes en el tiempo teóricamente sería posible llegarse hasta el Cretácico y hacerse con uno, pero dado que se trata de una convención de mínimos encontrar el pienso adecuado para alimentar al animal supondría demasiado tiempo y presupuesto.

"Por suerte, en el nombre de la localidad también hay una letra 'H', así que decidimos explorar cosas que empezaran por esa letra. Aunque Gabriel Garrido insistió en lanzar un hipocampo con la intención de promocionar uno de los sellos editoriales de su imperio mediático, pensamos que, a menos que encontráramos un ejemplar de cien kilos por lo menos, la espectacularidad no estaba garantizada y no merecía la pena centrarse en esta especie", comenta Jeremías Revuelta. "Aprovechando mi puesto de jefe de marketing de la empresa Ausonia, centrada en la venta de pañales y elásticos, conseguimos que se nos patrocine la presencia de 'Pipo', un hermoso hipopótamo hembra homosexual, que vamos a lanzar con catapulta a una distancia de 225 metros"

"Por supuesto, para que no se repita el caso del escritor veterano del Vietnam al que se invitó a una convención en Valencia y al empezar a sonar las tracas y petardos se metió debajo de una mesa pensando que volvían los 'charlies' nos aseguramos de que ningún invitado sufra traumas al ver un hipopótamo volando por los aires: Salvo Morgan K Richards al que le daban miedo de pequeño los rinocerontes y se ponía a llorar cada vez que veía uno pasar por la calle, esperamos no herir la sensibilidad de nadie, ya que, aunque personas poco duchas en la materia a cierta distancia no puedan distinguir un animal de otro cuando están de espaldas un rinoceronte siempre puede distinguirse de un hipopótamo porque tiene un cuerno a la altura de la nariz. Ese fue uno de los motivos que nos llevó a preferir el hipopótamo al rinoceronte: la preocupación de que al dar con el suelo el cuerno quedase clavado en el pavimento cual si fuera un reloj de sol y costase retirar el animal"

Los ensayos ya han comenzado y se han llevado cabo con éxito tres pruebas de lanzamiento de réplicas en escayola obtenidas a partir de un molde del animal, en las que sólo ha habido que lamentar las seis costillas escayoladas de Gabriel Garrido, que estaba sentado en la catapulta ajustando la réplica del hipopótamo, distraído pensando en si la Masa le ganaría al Alcaudón de Hiperión o sería al revés, y no advirtió que la cuenta atrás del lanzamiento ya había empezado y acabó impactando junto contra la réplica sobre el punto exacto de la diana.

3 comentarios:

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Jajajajajaja. :*D Estás hecho un elemento...

Víctor Miguel Gallardo dijo...

Jajajajajaja. :*D Estás hecho un elemento...

Anónimo dijo...

Yo sólo quería decir que me parece una vergüenza que se abuse de un pobre animal para la diversión bárbara de unos pocos y que si esto se hace delante de extranjeros lo único que va a conseguir es hacernos quedar como un pueblo de incultos y patanes.

Además, ¿qué tiene de gracioso tirar un hipopótamo en particular? Cuando era pequeña disfrutaba mucho con los dibujos animados de Maguila Gorila y también con los de un hipopótamo llamado Pepe Pótamo y de su amigo el mono Soso que hacían mis delicias. ¿Por qué juega la gente de esta manera con los recuerdos de mi infancia?

No sé cómo no protesta el personal de limpieza del ayuntamiento de ese pueblo que va a tener que retirar un bicho de esas características de la plaza del pueblo. Me dan ganas de encadenarme en el punto donde se supone que van a tirar el animal, a ver si se atreven a lanzarlo y que me dé.

¿De qué va esto?

No sabéis dónde os metéis .... Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia del todo, pero casi. Friquis, aznarquis, hards, gafapastas, conanianos, trekkies ... todos ellos pasados por la turmix (o la thermomix) de la parodia.