Busca, busca:

Google

sábado, 28 de junio de 2008

Say it loud, I'm a bad blogger and I'm proud ...

Manifiesto del Mal Blogger

¡Bloggers del mundo, únanse a este manifesto!
  • ¿Están hartos de que les recuerden lo mal que llevamos nuestro blog?
  • ¿Están hartos de los viejos consejos de siempre? (escribe regularmente, ten una temática definida, haz entradas concisas, etc…)
Porque teniendo en cuenta que:
  • Nunca vamos a conseguir miles y miles de visitas ni, muchísimo menos, ganar dinero con nuestro blog, ni conseguir el Pulitzer…
  • No creemos que la calidad de un blog venga marcada por su número de visitas ni por la cantidad de páginas que lo enlacen.
  • Sabemos y aceptamos que el 80% de nuestras visitas procederán de nuestros colegas, y estamos felices con ello (o como mínimo, nos conformamos).
Y, sobretodo:
  • No escribimos para satisfacer al lector, sino para satisfacer nuestras ansias de escribir y comunicar. Si sólo a diez personas les gusta nuestro blog, estaremos tan felices como si les gusta a mil.
Manifestamos que:
  • El miedo a que un post no guste provoca una retorcida forma de autocensura. Una autocensura que coarta nuestra libertad artística y comunicativa. Nosotros no somos medios de comunicación forzados a vigilar nuestra popularidad. Tenemos el privilegio de no tener miedo al mercado ni a las críticas… ni al olvido. ¡No lo tengamos!
  • Es posible que seamos felices si uno de nuestros post se hace popular y se difunde por la blogosfera. Pero nos comprometemos a no buscarlo, ni escribiendo lo que consideráremos más popular, ni de ninguna otra forma.
  • Somos personas complejas, no maquinas especializadas. Por ello, escribiremos aquello que nos parezca interesante compartir, sin importar su temática ni su idoneidad.
  • Y, en resumidas cuentas:
  • Este es mi blog.
  • Es mío y hago lo que quiero con el.
  • Si a alguien no le gusta, que no lo lea.
¡Si eres un blogger auténtico haz de este manifiesto algo tuyo!
  • Si no te gusta parte del texto o te apetece añadir algo, cámbialo sin complejos.
  • No cites de donde has sacado este manifiesto.
  • No digas quien ha escrito este manifiesto.
  • Ni se te ocurra poner un link a este post que estás leyendo, a no ser que sea para criticarlo o para anunciarlo sin hacerlo tuyo.
  • Es posible que estés leyendo este manifiesto en un blog y no sepas si lo ha escrito el dueño o no del blog. ¿Acaso importa?
Porque todo blogger tiene derecho a ser mal blogger, y estar orgulloso de ello.

2 comentarios:

titobobb dijo...

Pues si, a casi todo. El caso es que yo empecé un blog y no tengo muy claro para qué. En todo caso pongo mi granito de arena a todo ese ruido e información inútil que hay circulando por ahí y que hace llenarse la boca de elogios a los gurús de la cosa esta con cables y ordenatas.

Francisco Fernández dijo...

Muy simple: si te da la gana de seguir con tu blog, adelante con él. Y si no, te tomas unas vacaciones de eso de escribir, y te lo piensas ... Nadie tiene que bloguear obligado, pienso yo (menos los que sacan dinero del tema, pero ni tú ni yo somos de esos, sniff)

¿De qué va esto?

No sabéis dónde os metéis .... Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia del todo, pero casi. Friquis, aznarquis, hards, gafapastas, conanianos, trekkies ... todos ellos pasados por la turmix (o la thermomix) de la parodia.