Busca, busca:

Google

domingo, 15 de septiembre de 2013

CITAS A CIEGAS Y A LOCAS

Todos conocemos (bueno, habrá alguno que no, porque viva en un monasterio, en cuyo caso le pediría que aproveche para saludar al padre prior) a algún amigo que tras una larga relación que ha terminado quiere "volver al mercado". Familiares y amigos le presentan a Fulanita, que es una prima de un compañero de trabajo y que es muy simpática y muy apañada y que también lo dejó con su novio y la verdad es que la pobre lo ha pasado muy mal porque los tíos llega un momento en que os repantingáis y en lo único que pensáis es en el fútbol y lo demás os da igual.

En estos casos la persona que, como diría la revista Lecturas, "afronta el futuro con optimismo y planea reconstruir su vida" tiene referencias más o menos fidedignas de la persona con la que va a quedar una tarde para tomar un café (como poco sabe que si se le ocurre mencionar que es socio del Granada CF desde los tiempos, felizmente ya pasados, en que andaba en Segunda B la chica cogerá el bolso, mirará el móvil y dirá "Huy, me acaba de llamar mi madre, que le hago falta para clavar una alcayata. Luego si eso te llamo")

Sin embargo, en lo que se llama "speed dating" o en las webs de contactos las citas sí que son verdaderamente a ciegas y más de una vez el hombre que se intenta presentar como "madurito interesante" resulta interesante sólo desde el punto de vista de la Psicología Clinica o la chica que dice tener 23 años tiene 23 años pero "en cada pata"

Por otra parte, en el mundo académico, el joven profesor universitario que tiene pocos contactos por no haber acudido a muchos congresos o porque, francamente, tiene pocas habilidades sociales ve cómo el número de veces que sus artículos son citados es mucho menor que el de otros que se han currado "papers" con menos sustancia pero que se han sabido mover mejor.

Para paliar esta situación que tiene a algunos brillantes investigadores sumidos en una sensación de abandono y tristeza no muy diferente de la que produce un desengaño amoroso, además de con riesgo de quedarse sin complementos salariales por investigación, la Universitaire Instelling Fandomitic Amtwerpen ha organizado un servicio para poner en contacto a articulistas que llevan a cabo investigaciones similares en el seno del fandom para que se citen los unos a los otros y así aumente su índice de impacto. La web, a la que sólo se puede acceder estrictamente por invitación, de momento sólo exige una foto de frente relativamente reciente (no vale la de la graduación) y el departamento de la universidad o centro al que se pertenece, aunque este dato puede mantenerse en secreto. 

Gracias a esta iniciativa, "Jasper, 32 años, Semiólogo de una institución educativa superior danesa cuyo nombre ahora no viene al caso, Aprecio particularmente las aportaciones de la segunda escuela de Frankfurt en cuanto a la producción masiva de objetos culturales pero mi verdadera pasión son los fanzines noruegos sobre figuritas LLadró de los noventa" ha podido entablar contacto con "Evangelina Figueira, 29 años, Antropóloga culturalista, Universidade de Setúbal, Quién me diría cuando me contrataron en el departamento tras leer mi tesis 'cum laude' que el jefe nunca me iba a enviar a un congreso porque no quiere que su hija tenga competencia para optar a la cátedra, El estructuralismo siempre me pareció muy impersonal y reconozco que todo lo que huele a postmodernidad se me hace un poco vacío, por mucho que me ayude como aparato teórico en mis estudios sobre 'Camela' y el fenómeno de las cintas de gasolinera" y, sin tener siquiera que leerse los artículos ni los abstract han podido citarse mutuamente en las bibliografías del "paper" y el "proceedings" que, respectivamente, están terminando.

No hay comentarios:

¿De qué va esto?

No sabéis dónde os metéis .... Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia del todo, pero casi. Friquis, aznarquis, hards, gafapastas, conanianos, trekkies ... todos ellos pasados por la turmix (o la thermomix) de la parodia.