Busca, busca:

Google

miércoles, 3 de septiembre de 2014

GRAN EXPECTACION ANTE LA GRABACION EN ORCE DEL PODCAST DE LOS WERTHUGOS

Las cuevas de Orce (municipio del altiplano granadino en el que se han encontrado restos protohumanos de hace 1,5 millones de años) han sido habilitadas para que el fin de semana del puente de los Fieles Difuntos el grupo de podcasteros llamado los WertHugos pueda grabar su espacio sonoro. Esta vez, la palabra "grabar" tomará su significado literal, en vez de hacer mera referencia a un estado de ceros y unos binarios en un dispositivo electrónico que es lo que se estila en este siglo XXI de nuestras penas. Uno de los pocasteros, profesor titular del master en Física del Estado Sólido, del Estado Plasmático y del Estado Churretoso de la Universidad Policlínica de Barcelona, lleva muchos años quejándose del mal uso que se hace de la palabra, ya que para él, una cosa no se puede decir que esté grabada si no se puede meter la punta de la uña sobre el hueco que ha dejado el procedimiento. "¿A cambiar el spin magnético de un átomo le llaman grabar? Los jeroglíficos de los egipcios, los bajorrelieves de Gilgamesh en Mesopotamia, la rana en la catedral de Salamanca y las gárgolas en Notre Dame sí que son cosas que perdurarán por los siglos pero a pasar audios a una unidad USB y ponerlas en el aTunes llamarlo 'grabar' ... ¡Amos hombre!"


El tema elegido para el próximo capítulo será el de la ciencia ficción prehistórica que contaba luchas épicas entre tribus de Neanderthales y Cromagnones, narraba las aventuras de personajes tan carismáticos e inolvidables como los Picapiedra o el "Capitán Cavernícola" y, con bastante frecuencia, daba pábulo a las teorías que decían que nuestros ancestros fueron visitados por extraterrestres que les dieron el don la inteligencia (pues vaya un trabajito fino, el del don de la inteligencia en según qué casos).


Superando con mucho el podcast obra de "Les Bachanals du Chucrut", un grupo de franceses aficionados a las novelas steampunk que en 2007 produjeron unos cilindros de cera (de abejas, se entiende) que, al pasar por unos aparatos complicadísimos construidos con piezas de tricotosas, reproducían la conversación original, el grupo se encerrará en las cuevas granadinas y, ataviados con taparrabos cosidos a partir de las pieles de animales de la época, conversarán sobre ese tipo de historias en un lenguaje gutural primo hermano del Klingon y del que se usaba en la película "Cavernícola" y, haciendo uso de punzones de sílex dejarán en las paredes de las grutas el contenido de la conversación.



No hay comentarios:

¿De qué va esto?

No sabéis dónde os metéis .... Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia del todo, pero casi. Friquis, aznarquis, hards, gafapastas, conanianos, trekkies ... todos ellos pasados por la turmix (o la thermomix) de la parodia.