Busca, busca:

Google

domingo, 31 de julio de 2016

LA ABUELA QUE PUSO UN POKEMON DE MENTIRA EN LA PUERTA DE SU CASA

Domenica Sofflama, abuela de dos niñas por parte de una hija, un niño y una niña por parte de un hijo y tía abuela de media docena de niños nada más que varones por parte de tres sobrinas ha despertado el asombro del pequeño pueblo de Guardaburro (regione Emilia Romaña) por haber puesto en el jardín un pokemon de mentira (tampoco es que los que se ven en el móvil vía "realidad aumentada" sean lo que se dice reales) que se curró con unos ovillos de lana de metro y medio de diámetro a ver si así le visitaban los nietos, que están ya de vacaciones pero aún no han asomado la cara por su casa (y eso que podemos dar fe de que hace una panna cotta memorable).

Los reporteros del periódico local "("Il Giornale di Guardaburro") han quedado encantados de escribir notas sobre el tema (en verano es complicado encontrar sucesos que ayuden a rellenar un diario) y ya el columnista de los domingos (Gianfranco Serrucchio, profesor de literatura, musicología y colombofilia del "Istituto Magistrale Statale Pieropaolo Serrucchio") se ha marcado una columna de estas lúcidas que denuncian la deshumanización de esta sociedad mercantilizada y virtualizada que comienza tal que así "Ya decía yo en mi columna que hace unos años glosaba 'La Caverna' y 'Ensayo sobre la Ceguera' de José Saramago que esta sociedad banal nos impone nuevas formas de ceguera precisamente diciéndonos que miremos cosas que no existen ...". Es cuestión de tiempo que el tema salte a la prensa nacional y se escriban artículos aún más lúcidos y con aún más referencias a artículos previos que escribiera el autor.
  
Mientras tanto, han llegado unos gamberretes y han teñido el pokemon de negro, a resultas de lo cual el bicho ha quedado que talmente parece un xenomorfo de "Alien".


En la foto, el Alien y el Predator, metálicos, que no de ganchillo, que custodian la tienda de ropa "El Ropero", sita en Granada

Qué tranquilas hubieran vivido las gacelas de Kenia si Hemingway hubiese tenido un smartphone con Pokemon Go instalada

No hay comentarios:

¿De qué va esto?

No sabéis dónde os metéis .... Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia del todo, pero casi. Friquis, aznarquis, hards, gafapastas, conanianos, trekkies ... todos ellos pasados por la turmix (o la thermomix) de la parodia.