Busca, busca:

Google

viernes, 18 de enero de 2008

HIMNOS DEL FANDOM


Un grupo de aficionados invitados a un congreso celebrado en Oporto presenció cómo a los postres de la cena de la noche del sábado todos los aficionados portugueses presentes se levantaban a los postres y entonaban al unísono el fado “Tristezas do fandom”, que narra con todo lujo de detalles las desventajas y decepciones del lector portugués de comics o novelas de ciencia-ficción y fantasía: novedades lanzadas en otros países (o sea, los Estados y el Reino Unidos) que no han encontrado editor local, incomprensión por parte de familiares, compañeros de trabajo y miembros del sexo opuesto que no entienden esa pasión desaforada, presupuesto y espacio en las estanterías completamente desbordados, agujeros en las colecciones que nunca se llenarán ... Qué vamos a contar que no sepáis ya.

Para no ser menos que los vecinos, en la convención a celebrar en Almería este otoño (que, de momento, tiene el nombre clave de AlmeriCon) los seguidores de la serie de novelas conocida como “La Saga de los Aznar”, animados por Cecilio Quintanilla, han ensayado un himno basado en la música de “Soy el Novio de la Muerte” para interpretarlo en grupo cual si fueran la sección de coros y danzas del Ejército Ruso

Nadie en el fandom sabía
quién era ese aficionado
completista y apasionado
que a la Aznarcón se apuntó.
Nadie sabía su historia,
mas todo el mundo creía
que incunables poseía
de incalculable valor.
Él se enfrentó con denuedo
a quien quiera que dijera
que no merece la pena
la Saga de los Aznar.
Y sin temer el empuje
de un gafapastas airado,
le sacudió un buen guantazo
y en el suelo lo dejó.
Y al ver que le miraba toda la gente,
murmuró el muchacho con risa demente:
Soy un friki de la leche
que compra lo que le echan.
Soy un friki de la leche
del que se ríe la gente
por mis camisetas.

(letra de Cecilio Quintanilla, con desarreglos de Pedro Gallardo Burgos)

No hay comentarios:

¿De qué va esto?

No sabéis dónde os metéis .... Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia del todo, pero casi. Friquis, aznarquis, hards, gafapastas, conanianos, trekkies ... todos ellos pasados por la turmix (o la thermomix) de la parodia.