Busca, busca:

Google

viernes, 5 de septiembre de 2008

COSAS QUE HAY QUE SABER EN ESTE MUNDO DE HOY

Muchas veces se lee uno una historia ambientada en un mundo medieval o pseudomedieval (por ejemplo, "Viagririconium", editada por Artiflex recientemente, "Fortín de Cuervos" o el mismo "La princesa prometida") y la cosa se lee bien hasta que a un personaje se le ocurra entrar en combate, se pone la armadura y la página se te llena de palabras raras como "tabardo", "rodela", "greba" y "guantelete".

Aunque, francamente, podían haber utilizado palabras como "gasterópodo" o "formaldehido" y el resultado hubiese sido el mismo, lamento no haber tenido a mano en su momento un artículo tan esclarecedor como "Partes de una armadura medieval", que los muchachos de Zona Fandom, uno de los blogs de Weblogs SL, han incluido en su encomiable serie "Glosario rolero":

http://www.zonafandom.com/2008/08/25-glosario-rolero-partes-de-una-armadura-medieval
Ya os podéis imaginar de qué fuente ha bebido el articulista, así que si queréis beber un sorbo directamente también vosotros:

http://es.wikipedia.org/wiki/Armadura_(combate)
http://en.wikipedia.org/wiki/Armor

El que quiera ver un montón de armaduras y todas esas cosas de matar gente mantenidas por el Patrimonio Nacional y esté en la capital del Reino, se puede pasar por la armería del Palacio Real a ver unas cuantas y veréis que a lo mejor le sacabais un palmo de alto a Felipe II (Y si vais al British Museum y veis una armadura medieval que hay veréis lo chiquiticos eran los ingleses de la época)

Y si además, queréis documentaros sobre la reina de las armas (no, no me refiero a la bomba de hidrógeno) hay un bonito libro de Destinolibro titulado "Blandir la espada", obra del esgrimista británico Richard Cohen, que recomiendo encabrecidamente.

No hay comentarios:

¿De qué va esto?

No sabéis dónde os metéis .... Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia del todo, pero casi. Friquis, aznarquis, hards, gafapastas, conanianos, trekkies ... todos ellos pasados por la turmix (o la thermomix) de la parodia.