Busca, busca:

Google

domingo, 19 de junio de 2016

"GUERRA CONTRA EL IMPERIO"

La militancia política es una pasión perfectamente respetable (a fin de cuentas, alguien tiene que interesarse por los asuntos de lo común ... siempre que ese interés implique venir a servir y no a servirse, como diría el "Butano") pero que suele interferir con la producción de cualquier obra fílmica, televisiva, literaria y a veces hasta escultórica. A menudo el autor se deja llevar por los esquemas que su partido o ideología le han inculcado o necesita psicológicamente las palmaditas en la espalda o los cargos oficiales a los que sólo puede aspirar un intelectual "engagé" y coloca a capón de cuando en cuando un discurso que ríase usted de los "infodumps" cienciaficcioneros. (Cuando aparezca en el texto un señor mayor muy sabio y muy baqueteado por la vida ... ya sabéis por boca de qué personaje va a colocar sus sermones el autor).

A la gente de los partidos les parece que hace bonito en las entregas de premios y en según qué mítines y otros actos tener a gente del arte, la cultura y todo eso que diga unas palabritas siempre que no abuse, que la paciencia de los militantes tiene un límite (y un poeta recitando unos versos suyos suele rebasar ese límite). Por descontado, cuando hay que tomar decisiones no se recurre a ellos, no sea que vayan a meter la pata o a decir una tontería, lo cual es perfectamente comprensible, que con las cosas de comer no se juega.

Reunidos en la "Casa del Pueblo" de la localidad jienense de Cebra de Santo Cristo y conscientes de la posibilidad de ponerse doctrinarios pero resueltos a evitarlo a toda costa, Policarpo del Terral, Ludolfo del Rosal y Rosa del Moral, tres veteranos comiqueros afiliados al PSOE han dedidido poner su granito de arena para contrarrestar el temido "sorpasso" por parte de Ungidos Ponemos, la coalición/alianza/turbamulta que incluso ha producido un díptico electoral cual si fuera un tebeo de Asterix (también han hecho algo similar con un catálogo del Ikea y pronto saldrán un recibo de la luz y un rollo de papel de cocina explicando las bondades de lo que pasará cuando se les vote).
  
Poniendo de música de fondo el "Oxygène" de Jean Michel Jarre y, por supuesto, todos los LP que encontraron de Vangelis (el cual no compuso el himno del PSOE por mucho que lo parezca) comenzaron el "brainstorming". 
Pasadas cuatro horas de "brainstorming" ya echaban de menos los canutos de "grifa" que acompañaban a la audición de los discos de Vangelis en sus tiempos de estudiantes de Filosofía y Letras porque no se les ocurría nada. (En realidad a cada uno de ellos se le ocurría mucho pero a los otros dos les parecía un montón de chorradas).

Varias horas más pasaron hasta que encontraron un consenso en cuanto a quién debía protagonizar la historia: ¿protagonista colectivo, protagonista individual, protagonista alegórico, ...?

Yéndose a lo clásico optaron por el héroe que lo ha dado todo por la causa y que vuelve del retiro para liderar a sus leales en las horas bajas.

¿Y qué héroe de leyenda buscaron? Pues éste:




Y porque esa opción ganó por dos a uno, que el uno perdedor era éste:

Una vez elegido el título, "Guerra contra el Imperio" (de haber ganado la otra opción el título hubiese sido "Contra el Imperio, por consiguiente"), allá que se fueron a la imprenta local a sacar 500 copias del álbum, inspirado en Moebius, Druillet y el resto de los Humanoides Asociados (un sobrino diseñador gráfico les avisó de que hoy en día queda más "cool" decir que se ha hecho una "novela gráfica" y no un "álbum", que la gente se piensa que lo que va a ver es una colección de fotos pero no le han hecho demasiado caso).

La historia, que presenta a Alfonso Guerra liderando la rebelión de la Tierra primero contra un presidente indolente y luego contra la invasión de un imperio galáctico en el que no cuesta demasiado encontrar elementos de las hegemonías bolivarianas, ha sido descrito por un crítico respetable pero benevolente como una "fanfiction socialista ambientada en un universo demasiado parecido a Star Wars".

El problema ha venido cuando uno de ellos ha pasado por una librería granadina especializada en comics y se ha encontrado con este tomo en sus estanterías (quien dice estanterías dice anaqueles, que queda mucho más fino):



(Y los tíos ya han pagado el ISBN, a ver quién les defiende de la demanda millonaria de George Lucas si le da por el "cease and dessist")

No hay comentarios:

¿De qué va esto?

No sabéis dónde os metéis .... Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia del todo, pero casi. Friquis, aznarquis, hards, gafapastas, conanianos, trekkies ... todos ellos pasados por la turmix (o la thermomix) de la parodia.