Busca, busca:

Google

sábado, 19 de enero de 2013

"BODORRIOS FRIKIS: LA GUIA DEFINITIVA"

Una de las cosas que llenan de alegría e ilusión el mundo fandomítico es ver cómo entablan santo matrimonio dos aficionados y así les dan la oportunidad a sus colegas de smial, tertulia, foro o campaña rolera de organizarles una despedida de soltero en la que, una vez convenientemente alcoholizados, se les humilla con una vestimenta ridícula a lo Zapp Branigan, por poner un ejemplo. 

Pasada una semana o dos, un tiempo más que suficiente para poner en Instagram o Frickr los momentos más embarazosos, el grupo de amigotes se desplaza a una ermita lejana en la que un cura amigo de la familia oficia la ceremonia religiosa. En caso de optar por la ceremonia civil nunca falta un concejal cuyo partido político no despierta entre los familiares comentarios del tipo "A mi hija no la casa ese rojo/facha de mierda de fulanito, por muy alcalde presidente de la corporación municipal que sea" que durante el acto lee versos de Neruda (los mas viejunos) o de Angel González (los más culturetas). (Este blog desaconseja vivamente recurrir a un concejal que plantee siquiera la posibilidad de leer algún poema que escribiera él mismo en su juventud si no se quieren oir risitas cuando comience el recitado. Por otra parte, en un desvergonzado rapto de autopromoción sugiere la lectura de su poema "Berrido", nominado para los premios Ignotus un año de estos)

Para contribuir a sufragar los gastos del convite de la boda entre Caterina Vaciá e Ian Stettson, traductora ella y escritor él (uno se alegra de ver que la tradicional tensión entre estos dos grupos humanos, imprescindibles en el mundo editorial, al menos una vez se haya resuelto de forma satisfactoria), los contrayentes han editado un bonito e-book con el título arriba mentado (sí, ahí arriba, en la cabecera del post) incluyendo practiquísimos consejos extraídos de la experiencia que sólo puede dar hacer cosas como presentarse la novia en el lugar del evento a lomos de un brioso alazán mientras que el novio lo hacía en un batmóvil que llegó con cierto retraso, dada la intolerancia de un agente de tráfico que multó al conductor del vehículo, que iba disfrazado de Robin, por no llevar las luces reglamentarias.

Leyendo el libro se advierte la necesidad de evitar errores tales como abrir una lista de boda en cierta cadena de centros comerciales y no tener en cuenta para este menester la librería especializada favorita. En lo que a los asistentes se refiere, un organizador hábil nunca mezclará fans de StarWars y Star Trek en la misma mesa, y mucho menos gafapastas y conanianos. Además, se incluyen otras sugerencias simpáticas como que el folleto que se les entrega a los asistentes al convite para que se vayan haciendo una idea de lo que se van a comer incluya la traducción (no podía ser de otra forma, dada la profesión de la radiante novia) al klingon, al interlac y al élfico de los nombres de los platos y reemplazar los típicos centros de mesa con la tradicionales florecitas por reproducciones de la planta de "La pequeña tienda de los horrores"

Este blog desea expresar sus mejores deseos y gritar con voz de borrachuzo, como es la tradición "¡VIVAN LOS NOVIOS!" y "QUE SE BESEN, QUE SE BESEN"

No hay comentarios:

¿De qué va esto?

No sabéis dónde os metéis .... Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia del todo, pero casi. Friquis, aznarquis, hards, gafapastas, conanianos, trekkies ... todos ellos pasados por la turmix (o la thermomix) de la parodia.