Busca, busca:

Google

sábado, 5 de enero de 2013

RACIONALIZACION ASOCIATIVA

Quitando a monjas de clausura y algún anacoreta que pueda haber, a nadie se le escapa la difícil situación que vive la economía española y la necesidad de "hacer más con menos", que llega a todos los sectores. El tejido asociativo no puede ser ajeno a esa tendencia y desde altas instancias del Ministerio de Cultura se ha insistido en la necesidad, al igual que se hace desde el Ministerio de Hacienda (que no tiene enmienda) y Administraciones Públicas con los Ayuntamientos, de que las asociaciones españolas en el ámbito de la cultura alcancen un tamaño adecuado y así se evite el "minifundismo asociativo" que conduce a ineficiencias organizativas y a la imposibilidad de alcanzar economías de escala.

Para paliar esta situación se ha convocado una reunión en el Ministerio que dirige José Ignacio Wert (cuyo apellido significa "valor", igual que los chocolates) con el Secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle (el cual, casado con una diputada del PSC, debe ser de los pocos políticos del PP capaces de encontrar algo positivo en la bancada contraria), a la que han acudido varias asociaciones, entre ellas Portalico-AEFCFT.

Tras la reunión, su presidente ha salido con un berrinche del 3,5 en la escala de Richter. Aunque, para curarse en salud, había habido ciertos tanteos con vistas a una "fusión fría" con dos asociaciones portuguesas y una croata, se le ha informado de que, para alcanzar la masa crítica necesaria, tendrá que fusionarse con la "Asociación Tarraconense de Aficionados al Cine Iraní", que tiene un sistema web para la relación con los asociados francamente espectacular, la "Junta Belenista de Calasparra", cuyo tesorero redacta de una manera más que profesional la memoria económica anual, la Sociedad Abulense de Amigos del País, que dispone de un almacén en el que caben todas las publicaciones posibles y más, y el Ateneo Filosófico de Monachil, que organiza una multipremiada cena benéfica de Navidad.

Otra de las ideas que quedó encima de la mesa, en la que había un tapete bordado por la Asociación Turolense de Aficionadas al Ganchillo, fue la creación de un ente asociativo similar al "banco malo" que ha impulsado el Ministerio de Economía, al que se traspasarían todos los "activos tóxicos" de las asociaciones: afiliados que no pagan las cuotas y que dan la tabarra en las listas de correo, publicaciones que no hay manera de colocar y que ocupan polvo en la casa del tesorero, etc, etc.

No hay comentarios:

¿De qué va esto?

No sabéis dónde os metéis .... Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia del todo, pero casi. Friquis, aznarquis, hards, gafapastas, conanianos, trekkies ... todos ellos pasados por la turmix (o la thermomix) de la parodia.