Busca, busca:

Google

martes, 28 de agosto de 2012

CHARLAS ENTRE LA DGT Y EDITORES Y ESCRITORES

Ha tenido lugar en la sede madrileña de la Dirección General de Tráfico (www.dgt.es), adscrita al Ministerio de Interior, un encuentro de editores y escritores del mundillo de la fantahorriciencia con altos cargos y funcionarios y algún que otro miembro de la unidad de Delitos Editoriales de la Guardia Civil. José Sánchez, psicólogo que presta sus servicios en la citada Dirección General y asiduo a la tertulia madrileña del género, dirigió la reunión con mano firme y no dudó en hacer uso del silbato para evitar conatos de embotellamiento entre los presentes y alguno se fue con tres puntos menos para su casa (uno por no señalizar adecuadamente su propósito de tomar la palabra y otro por sobrepasar el nivel permitido de alcohol en sangre en presencia de un ministro)

La intención de la DGT es evitar que desde relatos, novelas y producciones audiovisuales en general se fomenten hábitos de conducción inadecuados. ¿Está homologado según la normativa de Aviación Civil el asiento de Han Solo en el "Halcón Milenario"? En propias palabaras de José Sánchez: "¿Alguien recuerda que en alguna novela del género (los Aznar, el Unicorp, algún minotauro ...) se mencione expresamente que el protagonista se ajusta un cinturón de seguridad homologado? Tú mismo, Luis, - en referencia a Luis G Pardo, presente en la reunión, - ¿sale algo de eso en las novelas tuyas del polaco? ¿O en cualquier otra? ¿No, verdad? ¿Pues a qué esperas? Y no aproveches para intentar venderme nada, que te conozco"


La DGT presume de que, tras reuniones similares con gente del mundillo de la novela romántica se ha conseguido que se lea explícitamente cómo todas sus protagonistas femeninas, por muy embarazadas que las haya dejado el protagonista masculino, nada más subirse al coche y, antes de arrancarlo, se abrochan el cinturón de seguridad, lo que sin duda alguna redunda en la mejora de los hábitos de conducción por parte del público lector.


A eso de las once de la mañana se interrumpió el acto para tomar café y bollería. Aunque hay que señalar la salvedad de que Fernando Francino, miembro de la junta de la asociación Pobretico - AEFCFyT se pidió té en agua con un chorro de leche y la camarera lo que le trajo fue una taza de leche con la bolsita de Hornimans dentro, lo cual no se corresponde con lo pedido, el café, servido ligeramente frío, ha obtenido una puntuación de 3 estrellas sobre 5, mientras que la bollería (croasanes, palmeras y ensaimadas) obtiene holgadamente los 4, a excepción del plum-cake, que llega a las 5 estrellas.

No hay comentarios:

¿De qué va esto?

No sabéis dónde os metéis .... Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia del todo, pero casi. Friquis, aznarquis, hards, gafapastas, conanianos, trekkies ... todos ellos pasados por la turmix (o la thermomix) de la parodia.