Busca, busca:

Google

martes, 6 de agosto de 2013

FREUD, STAR TREK TOS, START TREK TNG, STAR TREK VOY, STAR TREK ENT Y ABRAMS

Sigmund Freunde definió entre sus teorías psicoanalíticas lo que se conoce como "complejo de Edipo" Sí, ya sabemos que mentar a Freud hoy en día significa que la persona que te oiga fruncirá el ceño y se temerá que le des la chicharra citando a Marcuse o algún que otro de la segunda Escuela de Frankfurt como si vinieses de vuelta de los sesenta y setenta con un Delorean o un Mini Morris, en el caso español.
(Por no hablar de Marx cuya sola mención como justificación de algo produce incómodas miradas al suelo y frases que empiezan por "Hombre, es que ..." o "Lo que pasa es que tienes que tener en cuenta ..." Un consejo que se permite dar este blog es, en vez de decir con voz campanuda "Es que Marx afirma que X ...", aclarar la voz y, en cambio decir con tono displicente "Pues le leí el otro día a Alberto Garzón / Vicenç Navarro / Noah Chomsky que X")

Independientemente de la vigencia o no de sus teorías y de que alguna gente salga corriendo cuando se menciona su nombre, es obligado mencionar al psicoanalista austriaco cuando la relación entre una generación y otra es complicada, tanto como pueden serlo las relaciones paterno-filiales, abuelo-filiales o suegro-filiales.

¿Y todo esto a santo de qué viene, en un blog de ciencia - ficción? Hay varios casos de películas y series de televisión o de novelas de las que se hace un remake o que se continúan pasados unos cuantos lustros (Galáctica, V, La Saga de los Aznar, ...) y de vez en cuando surge el descontento entre los fans de la primera remesa porque sienten que se ha traicionado el espíritu o las esencias de lo que tanto les gustó cuando se emitió o se editió unos cuantos años ha. Los fans de la nueva serie, algunos de los cuales incluso han hecho un esfuerzo de suspensión de la credulidad o de la estética cuando han visto o se han leído la serie primigenia y que incluso se han traído a alguna de las viejas glorias a alguna convención, se sorprenden ante las críticas de la generación previa y acaban considerándolos un montón de cascarrabias que se han quedado demodé o gagá o incluso un poquitín plof.

Si bien este fractura generacional no parece haberse dado en Star Wars (a la espera de por dónde pueda salir el amigo Abrams en la próxima trilogía) en el caso de Star Trek sí que se puede decir que se formaron dos (y a saber si a estas alturas no hay más ya) facciones más o menos irreconciliables con diferencias irresolubles y haciendo comentarios irresponsables: por un lado los fans de la serie original de los 60 y por otro los de la nueva generación 87-94 que utilizaban con una alegría pasmosa la expresión freudiana "matar al padre" (cuando al único que había que matar era al personaje de Wesley Crasher)

Pero lo que ha montado Abrams no es un asesinato simbólico de la generación de la serie original a manos de la nueve generación ochentera / noventera con la complicidad de la de la estación espacial y la de la nave perdida, etc, del que se libra por los pelos Spock para hacer de abuelito enmarcado en ese socorrido papel de "Voz de la experiencia" (William Shatner estaría ocupado haciendo de Danny Crane en "Boston Legal" y en cuanto a los otros  ... ¿no podrían encontrar a Data el androide en una estación de reciclado de chatarra, por ejemplo?) No es que se mate al padre, es que se le desintegra junto con la cuñada y los tres tíos de Albacete y se tiran los átomos restantes a un agujero negro.

No hay comentarios:

¿De qué va esto?

No sabéis dónde os metéis .... Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia del todo, pero casi. Friquis, aznarquis, hards, gafapastas, conanianos, trekkies ... todos ellos pasados por la turmix (o la thermomix) de la parodia.