Busca, busca:

Google

sábado, 31 de agosto de 2013

EL DUO PIMPINELA PREPARA UN DISCO CON HOMENAJES A LA CIENCIA FICCION

Muy probablemente las personas que visitan este blog desde Francia, Inglaterra o Estados Unidos no sepan de la pareja musical "Pimpinela". En atención a todas ellas, tanto a las que entran para poner spam del tipo "payday loans", "casino games" o "free viarga", como a las que se leen los artículos y todo, explicaremos que se trata de un dueto de nacionalidad argentina cuyas canciones suelen escenificar una discusión entre una pareja, lo cual no deja de resultar curioso, ya que en la vida real los componentes son hermano y hermana. 

Como este tipo de disputas fraternas no suele tener mayor sustancia que el "me ha tirado de las coletas" o  el "vaya un novio más feo que te has traído a casa", quitando a Fernando Esteso y su "los niños con los niños, las niñas con las niñas, las niñas son muy malas, los niños son muy buenos", no hay forma de componer una canción sobre esta base (y eso que el formato estrofa1 - estribillo - estrofa2 - estribillo - estribillo ha permitido hasta las mayores atrocidades). Usualmente las partes implicadas en la discusión representada a dos voces son un hombre y una mujer que mantienen una relación, aunque en alguna ocasión se incorporó otro cantante que hizo del tercer componente de un triángulo amoroso e incluso para contar las penas de una matrimonio cuya esposa era bastante ligera de cascos la Sección de Coros y Danzas del Ejército Ruso al completo dio voz a todos y cada uno de sus amantes.

En cuanto a la temática, el problema subyacente suele ser la existencia fehaciente o meramente sospechada de un tercero o tercera en liza, lo cual demuestra una vez más las graves disfunciones que aquejan a la música popular y su absoluta inutilidad para afrontar la vida real. Rara vez se tratan situaciones mucho más cotidianas, como por ejemplo: "haz el favor de venir más tapadita a comer a casa de mis padres, que menudos comentarios he oído luego", "cuando la niña me haya pedido a mí algo y yo le haya dicho que no, no le des luego tú el capricho, que ya estoy harta de quedar como la mala", "yo no sé por qué todos los años tenemos que ir en Nochebuena a casa de tus padres cuando en mi familia siempre nos juntamos esa fecha", "no seas tan retorcida que mi madre ha hecho ese comentario con la mejor intención", "yo es que no sé dónde se va el dinero en esta casa" y "ya podías haberme avisado de que la farmacia de la esquina era la de tu padre".
 Sentido homenaje a Pimpinela de los Mojinos Escozíos

El dúo argentino, para homenajear tantas obras de aventuras que han leído a lo largo de los años, como es el caso de la misma serie "La Pimpinela Escarlata", de la cual sacaron el nombre (un aventurero salva a aristócratas de ser guillotinados durante la Revolución Francesa: si hay una serie que hará que babee espuma un comunista de raza debe ser ésta), ha granado un long play con canciones inspiradas en obras que les han conmovido especialmente y entre las que hay momentos con los que disfrutarán los aficionados al género horricientástico.

"Quisimos musicar obras de Edgar Allan Poe como Annabel Lee y Ligeia pero pronto caímos en la cuenta de que el hecho de que el protagonista no pueda mantener una relación satisfactoria con las mujeres en cuestión viene dado por el hecho de que están muertas, con lo cual mal podíamos hacer un mínimo juego de voces. Lo de Scott Summers, alias 'Cíclope' de los 'X-Men' y Jean Grey, volviendo de entre los muertos o no, por el contrario, sí nos permitió darle voz a ella reprochándole que le faltara tiempo para liarse con Madeline Pryor."
Madeline Pryor, tercera en liza y además clonada
 "El protagonista de 'Facebook 451' y su mujer que pasa todo el rato metida en su muro sí que dan de sobra para una canción de las nuestras que hemos titulado 'Saca el lanzallamas y prende esta relación'"

Los hermanos Galán, que también han sucumbido a "Juego de Tronados", dedican el tema que abre el disco al particular triángulo entre el rey Reuben Barathhill, su mujer y su cuñado. Como hacen falta tres voces y ellos sólo son dos, han necesitado recurrir a una estrella invitada. Por la mente de cualquier persona mínimamente informada, al leer la expresión "estrella invitada", automáticamente pasa la imagen de un hombre con gafas de sol negras, el pelo al cero y llamado "Pitbull". Armando Christian Pérez, así llamado para el siglo, representa al pobre rey cuyo escudo de armas es un venado mientras reflexiona sobre el peso del poder y la gloria ("Casi todos los reyes hemos, yeah flow, yeah flow/provocado nuestros destino/Los que eligen un dragón, yeah flow, yeah flow/ hacen llegar lejos su aliento/y los que un venado elegimos/ sobre nuestras cabezas sentimos un peso, yeah flow, yeah flow") mientras que los dos hermanos hacen, por una vez, de hermanos.

Por otra parte, los aficionados draculinos que disfrutaron con "Love song for a vampire" de Annie Lennox ya hace algunos años y que esperaban algo similar pero distinto de lo que sale en las bandas sonoras de "Crepus culo" podrán poner a toda pastilla por sus altavoces el tema que protagoniza el propio Vlad Tepes que tiene que atender las quejas de sus tres "novias", las cuales, de una en una, van diciéndole que se sienten atrapadas en su relación con él y que la culpa de que la relación no progrese es de "Las otras dos" ("Sin a nadie cuentas dar/salís y entrás vos/y yo aquí como una esclava/sola con las otras dos")

Fernando Angel de Moratinos, contratado como asesor del disco dado su enorme conocimiento sobre parejas disfuncionales de la ciencia ficción, no ha dudado en señalar (y además, con el dedo, lo que demuestra que no está todo lo educadito que debiera), al matrimonio de conveniencia formado por Paul Atreides e Irulan Corrino en la saga "Dune" como merecedor de uno de los momentos álgidos del vinilo. En "El azul de tus ojos", tema que referencia la pupila, el cristalino y el párpado saturados de especia de ambos cónyuges, el dúo argentino ha contado con el coro de silbos de La Gomera para hacernos llegar las penas de la pobre consorte del Kwapisz Fenerbaçe que no le hace caso porque anda todo el rato con esa pelandusca que conoció en el desierto, aburrida como una ostra en la corte de Arrakis y harta de la gente que no se frota las suelas de una manera lo bastante concienzuda en los felpudos de palacio y lo deja todo lleno de arena.



No hay comentarios:

¿De qué va esto?

No sabéis dónde os metéis .... Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia del todo, pero casi. Friquis, aznarquis, hards, gafapastas, conanianos, trekkies ... todos ellos pasados por la turmix (o la thermomix) de la parodia.