Busca, busca:

Google

sábado, 29 de septiembre de 2012

DIVISIONES IDEOLOGICAS EN EL FANDOM

Tras estudiar los sistemas de partidos políticos en varios países occidentales el estadounidense Seymour Martin Lipset y el noruego Stein Rokan publicaron en 1967 su seminal trabajo "Party Systems and Voter Alignments" (Sistemas de Partidos y Alineamiento de los Votantes") Según estos dos teóricos existen factores socioculturales relativamente estables que permiten agrupar a los votantes (por ejemplo, la relación entre clase trabajadora y partidos de izquierda) y así surgió el concepto de "cleavage".

Aunque se han considerado otros más, los "cleavages" clásicos de Lipset y Rokan son:
  • Izquierda - Derecha
  • Rural - Urbano
  • Religioso-Laico
  • Centro-Periferia
 










"Cleavages" ha sido traducido como "fractura", "cesura" ... aunque el significado más frecuente de esta palabra en inglés es ... este ... "escote" (Y no en el sentido de pagar)
Ejemplo de "cleavage" político o llevado por una política

A estas alturas del post, el lector habitual de este blog se estará preguntando qué puede tener esto que ver con esas novelas / películas / tebeos de marcianos / bárbaros / licántropos que tanto le gustan. Tranquilos, que ahora vamos al lío ...

El conocido estudioso Fabricio Ferralla, mientras se tomaba una magdalena en su charlé de la Toscana se preguntó ... ¿habrá cleavages similares en el mundo de la ciencia ficción? ¿Se podría predecir el resultado de los premios Ignatius aplicando esta herramienta conceptual? Siempre ha sido fácil predecir el número de votos que podría obtener una portada de algún libro de los Aznar en la votación de los premios Ignatius contando a los "aznarkies" presentes ese año en la convención o, yéndose al otro extremo, contando los asistentes nacidos o residentes en Getafe y viendo si entre los nominados hay un escritor "mainstream" de los "respetables"

Fabricio pensó en el factor de enfrentamiento que siempre han supuesto las generaciones que han ido apareciendo en el fandom. Que hay distintas generaciones con distintos gustos es ya sabido y también que cada generación intenta "matar al padre" enfrentándose a la precedente también: a los sesenteros de la quinta de Ballard y Aldiss las novelas de la "Edad de Oro" les parecían insulsas y ridículas mientras que a más de un lector del "Señor de los Anillos" todo lo que ha venido después de Tolkien le parece una experimentación absurda. Sin embargo, esto no parece afectar a los cleavages que más o menos permanecen estables, tanto en política como en el fandom, si hubiera que creer a Fabricio.

Así, he aquí la propuesta de cleavages fandomitas según aparece en el número de primavera-verano de "Fandomological Studies" (acompañado por un especial swimsuit) editado por la Universidad de Maguncia:

  • Gueto - Mainstream: Algunos fans se sienten más que cómodos en un selecto grupo en el que todos comparten su afición mientras que otros se sienten en la necesidad de llevar su afición doquier sea posible y a aceptar gustosos la presencia de extraños aun corriendo el riesgo de que se diluyan las esencias del género.
  • Valor como género - Valor literario: ¿Es mejor una novela de ciencia - ficción que incorpora conceptos innovadores pero sólo pasable desde el punto de vista literario que una con ideas ramplonas y más vistas que el tebeo pero maravillosamente escrita?
  • Terror - Fantasía - Ciencia ficción: Más que un eje esto es un triángulo pero hay frikis "politoxicómanos" que le dan a todo, los muy viciosos. Sin embargo, los hay a los que es mejor no sacarles de su vértice del triángulo y miran con olímpico desprecio las dragonadas, las marcianadas o las vampiradas, según (por no hablar de si se les pregunta si han leído algo de novela policiaca o histórica)
  • Realismo (precisión científica) - Sentido de la maravilla (o del horror o del encanto): Algunos son un poco puntillosos con el rigor científico y no toleran deslices como no explicar por qué una nave viaja a una velocidad superior a la de la luz o le reprochan al autor que los marcianos de su novela hablen inglés (o español) mientras que otros con lo que disfrutan es con explosiones desaforadas (o con hechizos espectaculares), sigan una lógica o no.
 La polémica subsiguiente ha sido considerable y muchos frikis consideran que eso supone etiquetarlos. La polémica está servida y las listas de correo arden.




No hay comentarios:

¿De qué va esto?

No sabéis dónde os metéis .... Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia del todo, pero casi. Friquis, aznarquis, hards, gafapastas, conanianos, trekkies ... todos ellos pasados por la turmix (o la thermomix) de la parodia.